Un importante estudio científico de 2004, ya evidenciaba que el sistema solar está repleto de Resonancias Schumann.


Un estudio realizado en 2004 y convenientemente escondido en la literatura científica, evidencia que ya se tenía conocimiento de la existencia, medición y métodos de cálculo de las Resonancias Schumann en el Sistema Solar. En concreto en la Tierra, Marte, Venus y Titán, tal y como pone de manifiesto el estudio realizado por Olga Pechony y David Price de la Universidad de Tel Aviv.

Como puede observarse, ya se tenía un profundo estudio de la Ionosfera basado en una interesante metodología logarítmica de cálculo que permitía la determinación y estudio de las RS.

Parece curioso que se haya ocultado este extremo en las revistas científicas, toda vez que evidencia que las Resonancias Schumann y la Radiofrecuencia Diferencial son una clave fundamental para el desarrollo de la nueva física. En este punto cabe destacar las interesantes metodologías utilizadas en el análisis de Pechony & Price, así como la determinación de las RS en entornos tales como Marte, Venus y Titán, algo que hasta ahora se desconocía en la mayoría de las instancias científicas oficiales.

La prueba del conocimiento de estas implica un cinismo “extremo” de ciertas instituciones que hasta ahora venían censurando científicamente todo lo relacionado con el estudio de las RS.

La prueba la encontramos aquí:

El Paper puede descargarse aquí:

Como curiosidades se puede encontrar un sistema de mediciones anterior a Polk, que data de 1965:

Saquen sus propias conclusiones:

StarViewerTeam International 2011.

13 comentarios sobre “Un importante estudio científico de 2004, ya evidenciaba que el sistema solar está repleto de Resonancias Schumann.

    1. Excelente trabajo de la doctora Pechony que, no lo olvidemos, es investigadora asociada del Instituto Goddard de estudios espaciales de la NASA. Por otra parte, la doctora Pechony es una eminencia en el estudio de resonancias Schumann. En su perfil de Linkedin se recoge media docena de artículos sobre este ámbito de estudio (incluyendo éste que, por supuesto, no estaba oculto).

      Por otra parte, el paper tiene una importante bibliografía que puede servir como base para el estudio de este importante fenómeno incluyendo el artículo original en Alemán del doctor Schumann.

      Hay un aspecto sorprendente y es que en la vasta bibliografía recogida en el paper no aparecen referencias a otras eminencias en la materia como los Dres. Polk y López Guerrero. Curioso ¿no?

  1. Excelente este post. Ojalá de ahora en adelante podamos sujetarnos a la esencia del mismo…

  2. Excelente post vamos que el mundo sigue cambiando y se abrirán las alamedas donde el hombre caminara libre.

    El sol creando un huevo frito gigante.

  3. No tiene que ver con este tema pero lo pongo como algo que nos puede hacer examen de conciencia:

    La mentira

    Para algunos, mentir se ha convertido en un estilo de vida.

    Sin advertirlo, han creado una red tan compleja de información falsa, que ya no saben como escapar del enredo y hallar la verdad.

    Es probable que la mentira produzca cierta fascinación en los niños.

    Además de aprender a evitar los regaños, pueden construir un mundo fantástico a su tamaño y engatusar a los demás.

    Y de allí puede surgir un inocente “jugar a engañar” que, al ver las ganancias potenciales, se convierte en hábito.

    Con la mentira podemos llamar la atención y producir admiración.

    Poder ficticio, pero poder al fin.

    Los mentirosos sostienen que aunque el deslumbramiento no es legítimo, de todas maneras lo disfrutan bastante.

    Su posición es clara e implacable: la mentira como un instrumento para obtener ganancias secundarias.

    También mentimos para huir de las obligaciones asumidas.
    Podemos enfermarnos, o inventar una calamidad doméstica o hallar un chivo expiatorio en nuestra imaginación.

    Otra vez el provecho, a través de una falsificación que no siempre es delito y que produce alivio.

    A veces, pareciera no existir antídoto contra esta tentación.

    ¿Quién no ha mentido alguna vez? Aunque se trate de mentiras piadosas (justificadas en la intención de no producir un daño innecesario), ¿Quién tira la primera piedra?

    Las mentiras frecuentes pueden originar, al menos, dos problemas de consideración.

    El primero, cuando se vuelve costumbre y se repite mecánica y sistemáticamente, sin mucho sentido: embaucar por embaucar.

    Ya ni sabemos por qué lo hacemos.: mentirosos crónicos, megalomanía comportamental pura.

    Y el segundo, cuando llegamos a creernos el cuento y a confundir verdad con embeleco.

    Adoptamos una forma de autoengaño donde la existencia real y fantaseada se entremezcla peligrosamente.

    No sólo terminamos siendo víctimas de nuestro propio invento, sino que además somos víctimas felices.

    Esta farsa continua y autodirigida, obra como una píldora de “éxtasis”, una megalomanía existencial que nos hace sentir, irracionalmente, más ligeros del equipaje.

    ¿Qué pasaría si desde hoy, sin excusas ni ambages, decidiéramos mostrarnos como en verdad somos y asumiéramos el riesgo de hacernos públicamente responsables de nuestras acciones, pensamientos y afectos?

    ¿Generaríamos tanto rechazo como creemos?

    Dejar de mentir es un alivio.

    Sin máscaras, el rostro se ve mejor, más relajado.

    Ya dejaremos de vernos tan perfectos comos hemos querido aparentar, pero al menos auténticos.

    Deben ser muy pocos los que nunca han mentido, si los hay.

    De todos modos, puedes al menos ser veraz sobre los rasgos que te definen en esencia, y que no podrás disimular o enmascarar, sin sentirte traidor de tus propias causas.

    1. Totalmente de acuerdo con usted, querido y estimado Josledes, “Una mentira repetida y manipulada muchas veces se puede convertir en verdad y una verdad desmentida y manipuladas muchas veces, se puede convertir en mentira”. Mis saludos.

  4. Buenos días.

    ¿Puede decirnos algo el team, sobre el 11-11-11?

    Gracias.

  5. 2. Las emanaciones del triple poder orgulloso atormentaron a la Sabiduría fiel en el caos, porque querían quitarle su luz.
    3. Y el tiempo de sacarla del caos no había llegado aún.

  6. http://www.psicoterapia-transpersonal.es/Taller%20sobre%20los%20Pinches%20Tiranos.htm

    “El control y la disciplina se logra cuando las personas comunes dan el paso para convertirse en aprendices, esto supone un cambio de ideas con respecto a sí mismos y al mundo; es entonces cuando se convierten en guerreros. Este proceso les hace capaces del máximo de disciplina y control sobre sí mismos. Ejercer el control es afinar el espíritu cuando alguien nos pisotea.

    La impecabilidad es el uso adecuado de la energía. Los guerreros hacen inventarios estratégicos para enfrentarse a sus enemigos y hacen listas de sus actividades y sus intereses. Después de esto deciden cuáles pueden cambiarse considerando un mínimo del consumo de la energía y un máximo rendimiento. El inventario estratégico sólo concierne a patrones de comportamiento que no son esenciales para nuestra supervivencia y, por consiguiente, hay que eliminar.

    El refrenamiento y la habilidad para escoger el momento oportuno es esperar con paciencia, sin prisas y sin angustia el momento oportuno para “clavarle la espada” al pinche tirano.

    Gracias a estos atributos, los guerreros se convierten en hombres de conocimiento y aprenden a ver, haciéndose videntes”

Los comentarios están cerrados.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: