Carta anónima de un profesor de la Universidad de Almería: En defensa de la Libertad de Investigación Científica.


Reproducimos aquí el contenido de la carta que nos envía un lector cuya identidad mantendremos oculta por petición expresa.

Queridos Rafael y resto del Team.

Por motivos personales, no deseo que mi identidad se conozca.

Al igual que otros compañeros, el pasado jueves día 8 de Marzo, asistí a un acto festivo de la UAL en el que disfruté de una excelente conferencia que impartió  Rafael en el salón de actos de la Facultad de Ciencias de la Salud. De hecho fui uno de los homenajeados  por motivo de mi jubilación tras largos años de servicio docente y labor investigadora en la que llegué a considerar mi segunda casa, después de mi hogar.

Reconozco que llegó a emocionarme la breve pero intensa ponencia con la que Rafael nos obsequió a todos, pues me hizo recordar aquellos ya lejanos años en los que mis jóvenes fuerzas acompañaban a mis energías.

Desde una perspectiva jurídica integradora, Rafael nos hizo a todos ver que es necesario apoyar el impulso de los nuevos talentos desde el propio seno de la Universidad, impulsando las ideas nuevas y protegiéndolas  con un marco normativo adecuado.

Bastaron apenas 30 minutos para que Rafael nos parase el tiempo a casi todos. En honor a la verdad, la sala se volcó en aplausos y por un momento, alumnos y profesores nos volvimos entrañables iguales y debo reconocer que yo me sentí de nuevo joven.

Mientras Rafael hablaba, veía como esas excelentes personas y profesionales que constituyen los órganos rectores de nuestra querida Universidad, sonreían e incluso se emocionaban al comprobar los resultados de un trabajo bien hecho.

Y no es para menos, ya que invitar a un jurista científico de la talla de Rafael a un evento de celebración de nuestra docta casa, que defiende a toda costa la Libertad de Investigación Científica, sus metodologías y las vías de avance del conocimiento en los tiempos que corren es un acto heroico, ya que ineludiblemente tropezará con los cuatro envidiosos de turno, que intentarán reventar algo sencillamente precioso.

Y digo sencillamente precioso porque Rafael es un gran jurista, un gran científico y un gran comunicador, y para todos aquellos que lo desconocen, un gran profesor allí donde vaya.

Me entristece saber que esos cuatro que en nombre de un movimiento retrógrado en el conocimiento están dirigiendo una campña de sabotaje contra esta Universidad, Rafael y la mayoría de los profesores que creemos en la Libertad de Investigación Científica, también están poniendo en evidencia que el Título I de la Constitución (Los Derechos Fundamentales) no van con ellos.

Y digo así, ya que Rafael es ante todo, un ser humano, que como profesional del Derecho, tiene Derecho a impartir cualesquiera conferencias y cursos  en el ámbito universitario,y con mayor razón a ejercer como profesor de lo que es su especialidad: El Derecho al servicio de la defensa de los Derechos Fundamentales y Libertades públicas, como lo es el Derecho a la Libertad de Investigación Científica, la Libertad de Cátedra en las Universidades y la protección del avance científico desde su incuestionable experiencia.

Aquellos que han asaltado el honor de los profesores de esta institución, que están asaltando sin pudor el honor de esta Universidad, también están atentando contra el concepto mismo de Universidad, y por extensión, atacando las Libertades mismas que les permiten expresarse libremente.

Y para no extenderme en exceso, quiero concluir agradeciendo a Rafael, resto de mis compañeros docentes y a las  decenas de cientos de alumnos que pasaron por mis clases que esta Universidad es hoy es una de las pocas que presume de tener OTRI, proyectos innovadores y ganas de avanzar en lo que Rafael correctamente definió como un contexto colaborativo NFOT, que implica la Transferibilidad del conocimiento, los Resultados de Investigación y al fin y al cabo, las buenas prácticas.

Rafael. Lo cierto es que me consta que la gran mayoría de los profesores y alumnos, estamos contigo y te animamos a que no desistas de seguir haciendo la encomiable labor que estás realizando en estos tiempos que recuerdan más a la “Alta Edad Media”, en la que cuatro “Torquemdas” quemaban en la hoguera de sus propias limitaciones y temores a todos aquellos que osaban defender el conocimiento del  Ser Humano.

Es triste ver como esos que “supuestamente” se proclaman a sí mismos  científicos, llaman pseudocientíficos a los que defienden desde la Universidad y la docencia, la Libertad de Investigación Científica que todos hemos votado en la Constitución Española y deseamos ver en nuestras instituciones docentes.

Con todo mi cariño: Uno de los profesores e investigadores mas añejos de esta Institución docente.

xxxxxxxxxxxxx

Saquen sus propias conclusiones.

StarViewerTeam International 2012.

5 Replies to “Carta anónima de un profesor de la Universidad de Almería: En defensa de la Libertad de Investigación Científica.”

  1. Me uno a la intención de estas letras y aprovecho la oportunidad para enviarle un fuerte abrazo al equipo de Starviewer y a las personas que siguen su labor, lo sucedido es una evidencia de que vamos por el camino correcto…

  2. Excelente exposición y muy merecido reconocimiento para Rafael, suscribo mi admiración y respeto por él.

    Por los datos de su carta deduzco que me dirijo a una personalidad académica, y a la par, una persona de profunda experiencia, por eso y con todo el respeto, me dirigiré hacia usted como Sr.Profesor.

    Me gustaría formularle una pregunta basándome en la referencia que hace a esos personajes “Torquemadas”, pues tras leer sus palabras he detectado con claridad, una evidencia de algo que ya vengo observando hace tiempo: el Campo Académico y Científico está secuestrado como lo está la Economía, el Arte, la Energía, el Espíritu……. , todo nuestro sistema está siendo parasitado.

    La pregunta es: “¿Quien o qué es este parásito?”.

    El mayor acto de resistencia contra esta “inquisición vampírica” que nos parasita, sería detectar empiricamente y neutralizar o extirpar a esta entidad. Detectado el parásito y neutralizado, el organismo holístico se recompondría.

    Sr. Profesor reciba un cordial saludo.

  3. Querido Rafael

    Me sumo humildemente a este homenaje a vos y a todos los cientificos independientes que defienden la verdad a toda costa que confrontan sus investigaciones cotidianas con su pensamiento y conocimiento, que rompen paradigmas en pos de la defensa de la libertad de informacion que no se ve sumisa a las transnacionales ni circulos oscuros y de poder. GRACIAS A TODOS. Reciban un cordial saludo. Abrazos.

  4. Lamentablemente aún hay personas que no comen y no dejan comer, se preocupan de los logros de los demás y no de los propios, seguramente deben pagarles muy bien para tratar de desacreditar a vuestro equipo.

    Gracias a todos ustedes por mantenernos informado y felicidades por vuestros logros.

    Un abrazo.

Los comentarios están cerrados.