La obsesión con el binomio inteligencia= tecnología en la búsqueda de Inteligencia extraterrestre.


En el ejemplar de junio de 2013 de la revista “Astronomy magazine”, va a publicarse un interesante trabajo científico que lleva por título: “How to Find ET with Infrared Light”, es decir: Cómo encontrar ET con luz infrarroja. El estudio analiza la necesidad de localizar civilizaciones extraterrestres en nuestra galaxia utilizando la huella que dejan en emisión de calor y energía en el espectro infrarrojo como consecuencia del desarrollo tecnológico de su civilización.

El estudio ha sido conducido por Jeff R. Kuhn del Instituto de Astrofísica de la Universidad de Hawaii, Svetlana V. Berdyugina de la Universidad de Freiburg ,David Halliday de la empresa Dynamic Structures, Ltd. y  Caisey Harlingten del Searchlight Observatory Network in The Grange, Norwich, Reino Unido.(1)

La cuestión implica una relación entre inteligencia y tecnología, suponiendo siempre nuestro modelo de referencia como base para la búsqueda de inteligencia: Es decir, que una civilización produce energía eléctrica o nuclear, etc…para el suministro de su planeta. El concepto es todo un clásico de la presunción del binomio inteligencia=tecnología.

Para ello, proponen la construcción de un gran telescopio Colossus capaz de barrer el espectro infrarrojo y detectar esas fuentes de calor que son independientes de la irradiación procedente de la estrella. (2)

La construcción de este gran telescopio tendría por objeto explorar esas emisiones como huella de la existencia de otras civilizaciones.

Con independencia de la innovación que supone este tipo de metodologías novedosas para la búsqueda de Inteligencia Extraterrestre, muchos científicos argumentan que la Inteligencia no necesariamente imprime ese tipo de emisiones, a menos que supongamos que toda inteligencia requiera necesariamente la producción de suministros de energía tal y como la conocemos y/o una huella tecnológica.

Lo que si es cierto es que este método nos permitiría detectar Inteligencias tecnológicas en nuestra galaxia, siempre que su tecnología se parezca a la nuestra, es decir que una vez más nos consideramos la medida de todas las cosas.

Sin perjuicio de lo anterior, el estudio supone un nuevo avance metodológico en la búsqueda de señales de inteligencia extraterrestre, aunque una vez más se basa en la presunción de considerar que esas civilizaciones se comportan de forma similar a nuestra civilización.

Ver artículo sobre el nuevo proyecto Colossus Telescope en Astrobiology.com 

Fundación EticoTaku 2013.

——-Notaciones del artículo——-

(1).- Literalmente los autores del estudio argumentan: “The energy footprint of life and civilization appears as infrared heat radiation,” says Kuhn, the project’s lead scientist. “A convenient way to describe the strength of this signal is in terms of total stellar power that is incident on the host planet.” The technique arises from the fact that a civilization produces power that adds to the heat on a planet, beyond the heat received from its host star. A large enough telescope, idealized for infrared detection, could survey planets orbiting stars within 60 light-years of the Sun to see whether or not they host civilizations.”

(2).-Ver literalmente: “The international team thus seeks funding to build a 77-m telescope, which would be constructed from revolutionary thin-mirror slumping and polishing technologies developed by the Innovative Optics team. The telescope would consist of approximately sixty 8-m mirror segments, and would operate at a high-altitude site.”  (Ver Astrobiology.com)