Ya está bien: Dejemos de manipular la historia y la ciencia. Manifiesto de los degradados por defender la verdad científica.


Hasta ahora se contaban por miles, pero ahora ya se cuentan por decenas de miles. Hablamos de los científicos, investigadores e historiadores degradados por un sistema cuyo único pecado ha sido intentar sacar a la luz la verdad en una época en la que las instituciones y sobre todo las españolas han actuado como un filtro inquisidor en materia del conocimiento científico.

Muchos han tenido que salir fuera de España para poderlo contar. Ciertamente en el mundo anglosajón la censura no es tan exagerada como sucede en España. “Comenta un biofísico que acaba de patentar un procedimiento que enlaza el ADN con el Sistema Nervioso Central”, Es terrible. “En España, me amenazaron con perder mi puesto si seguía adelante con los experimentos”.

Y ciertamente, en España, todo se basa en el miedo a innovar, en el miedo a descubrir y en el miedo a investigar. Paradójicamente, no existen presupuestos para la investigación científica, a menos que sea una gran multinacional la que encargue una investigación a una Universidad y pague todos los gastos, con el consiguiente acuerdo de confidencialidad en las investigaciones.

Y en efecto, los grandes cerebros tienen que salir del país, porque no existe una voluntad de apenas pagar 1200 Euros por un investigador de primer nivel, mientras que no hay reparo alguno en pagar a un directivo bancario cantidades superiores a 10.000 Euros al mes.

Y la excusa que se pone en las instituciones españolas es que es Europa la que exige que eso sea así, pero lo cierto es que no es verdad. La Unión Europea está manifestando de forma continua que España está incumpliendo sistemáticamente todo el sistema de Directivas y Reglamentos Comunitarios en materia de investigación e innovación científica. Lo cierto es que visto desde fuera, el problema nada tiene que ver con la Unión Europea, sino con un colectivo oligárquico que pretende imponer a toda costa la gestión de la escasez en España.

Pero el modelo ya se está cayendo por su propio peso, ya que se cuentan por miles los científicos españoles que una vez fuera de sus fronteras, escriben para contar que la causa de todos los males reside en la falta de voluntad de los poderes públicos y de las grandes corporaciones por apostar hacia modelos de investigación científica avanzada. En oposición a ello, se ha decidido implantar una censura previa que vulnera lo dispuesto en la propia Constitución Española.

De hecho, el manifiesto es tan duro que alcanza a las propias Universidades Públicas, ya que estas han renunciado a aceptar proyectos de investigación en materias de innovación energética y telecomunicaciones.

Visto desde dentro, parece que es la Unión Europea la responsable de recortar las partidas en I+D+I, pero lo cierto es que es falso, hasta el punto que Alemania ha triplicado en el 2013 su inversión en I+D+I pese a la crisis.

Luego el problema nada tiene que ver con la supuesta austeridad económica impuesta por Bruselas, sino con la voluntad política española,el engaño hacia los ciudadanos y  la sequía de recursos solidarios hacia la investigación, lo que está motivando de forma masiva la fuga de cerebros de España. En muchas ocasiones esos cerebros tienen que marcharse injuriados por razón de sus investigaciones, insultados por sus resultados innovadores, e incluso tratados como si fueran escoria.

Lo que está sucediendo en España es una auténtica vergüenza que no se corresponde ni remotamente con la situación de ningún país europeo de nuestro entorno, carece de precedentes históricos excepto en la edad media, y obedece a un plan claramente marcado por las instituciones y corporaciones bancarias.

Javier, cuyo apellido no diremos, es un importante Directivo de la banca de inversiones y directamente nos comenta: ” El objetivo actual de la banca española es quedarse con todo, como en el juego del monopoly, que la gente tenga que pagar por cualquier servicio, incluso aquellos servicios que antes eran gratuitos. El objetivo es quedarse con todas las fichas y toda la capacidad productiva de la economía. La razón, es convertir a España en un país de servicios de pago en el que sólo aquellos que tengan capacidad económica puedan disfrutar. El resto sobra…Esa es la consigna.” 

Y parece que ya se está consiguiendo. Pero no tiene nada que ver con las políticas de la Unión Europea. Lo cierto es que no tiene nada que ver. Incluso puede decirse abiertamente que se está haciendo lo contrario de lo que se demanda por Bruselas.

En Bruselas, la gente está escandalizada con lo que sucede en España…Marcus, es funcionario AD5 de la Comisión y nos dice abiertamente…” Es impresionante…Bruselas no para de llamar la atención a España para que se solidarice con sus ciudadanos, y los gobernantes del país parece que van en el sentido contrario. Si los ciudadanos españoles no reaccionan, será imposible cambiar las cosas. El respeto a la soberanía es fundamental, pero en España se está vendiendo que es la Unión Europea la que impone medidas impopulares, cuando es justo, todo lo contrario. El Gobierno de España está desoyendo las recomendaciones, incumpliendo sistemáticamente las Directivas y a parte de las sanciones previstas poco se puede hacer. “

Mientras tanto, miles de cerebros tienen que verse humillados cada día, huir del país, salir de un contexto en el que se les insulta, se les echa y se les desprecia…

Se cuentan ya por miles los casos, pese a su interés intelectual y estratégico, baste citar:

la historia de Nuria Martí, la única española que ha participado en la obtención de células madre humanas por clonación. También la de Diego Martínez, el mejor físico joven de Europa al que se le negó la beca del programa Ramón y Cajal por falta de “liderazgo internacional”. Pero ellos no son los únicos, hay muchos otros investigadores españoles por el mundoSaúl, físico nuclear y emigrante gallego, “Sin financiación ni posibilidades de ser contratado en España me marché a Estados Unidos el 1 de febrero de 2012”, recuerda Saúl Beceiro. Licenciado en Física, premio extraordinario Fin de Carrrera de la Xunta, doctorado en astrofísica nuclear experimental, sus cinco años de experiencia no sirvieron para abrirle puertas en España. Natural de Ferrol se unió al club de los emigrantes gallegos cuando cruzó el charco para continuar con su carrera en Michigan. “Marcharme supuso, en lo personal, dejar atrás a todas mis personas queridas, familia y amigos. Profesionalmente, salir a un laboratorio extranjero es muy enriquecedor y me ha servido para darme cuenta de que la investigación española está al mismo nivel que el resto del mundo, salvo por la falta de recursos“.

Eva y su lucha contra el cáncer

 
A sus 32 años esta albaceteña desembarcó en París en 2009 con las maletas cargadas de ilusión, una licenciatura en Biología, un doctorado con el que logró el premio extraordinario en Ciencias Experimentales y de la Salud de la Universidad de Castilla-La Mancha y cinco años de experiencia en lalucha contra el cáncer desde los laboratorios. “Marcharse nunca es fácil, pero siempre me había atraído la idea de vivir algún tiempo en el extranjero, ver cómo se investiga en otros países”, cuentaEva Galán. Tres años después, puede presumir de tener una “segunda familia” en la capital francesa y una carrera brillante centrada en “buscar nuevas dianas terapéuticas para tratar el glioblastoma, que es uno de los tumores más agresivos en el hombre. Para ello estudio el comportamiento de las células madres del tumor y el microambiente que las rodea (vasos sanguíneos, células del sistema inmune…)”.
En Paris Eva disfruta de vivir en un país que apuesta por la investigación. “En Francia existen numerosas convocatorias tanto para investigadores postdoctorales como para facilitar a los jóvenes investigadores la consolidación de sus plazas. Dichas convocatorias tienen fechas de publicación fijadas y sus plazos de resolución son claros y se cumplen siempre. Un sistema con el que consiguen tanto atraer investigadores extranjeros como retener a los de calidad”, destaca Eva, que aprovecha las políticas de un país donde “la ciencia no es un lujo, es una cuestión de Estado”.
Ante este escenario, para Eva volver a España sería volver a un país “acostumbrado a importar ciencia y tecnología, no a generarla para exportarla, y ambas son áreas que generan riqueza, trabajo y mejoran la calidad de vida”. No obstante, y a pesar de que su contrato no acaba hasta 2015 y de que volver a casa le supondría una bajada en su sueldo del 30%, esta brillante bióloga espera la resolución de una beca en España que le permita dejar de ser una emigrante, pero matiza: “Volveré por mi gente, no por las oportunidades que hay en España”.
Enrique, Estados Unidos y la cura del SIDA

Enrique Martín, biólogo madrileño de 32 años, le pilló la crisis investigando sobre la inmunología. “Después de licenciarme y terminar el doctorado en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa tuve la suerte de conseguir varias publicaciones, mientras esperaba que se abriese una puerta para trabajar en España. Pero en 2011 los casos de compañeros que se quedaban sin financiación eran una constante. Yo mismo tenía dificultades para pagar el alquiler de mi piso, por lo que decidí continuar mi carrera en el extranjero”, recuerda Enrique.
La política de recortes le empujó a tomar la “dura” decisión de emigrar: “No fue fácil. Mi familia, mis amigos y mi pareja se quedaban en Madrid, pero opté por garantizarme un futuro y acepté una plaza como investigador postdoctoral en Boston“. La apuesta le ha dado la oportunidad de trabajar en el Ragon Institute, uno de los centros más punteros del mundo en la investigación sobre el VIH, donde avanzan en la consecución de una vacuna efectiva que acabe con la actual epidemia de SIDA. “Estudio cómo unos pacientes VIH+ denominados controladores de élite (menos del 1% de la población infectada) son capaces de controlar espontáneamente la infección con VIH y no desarrollar SIDA, con el objetivo de intentar imitar aquello que les hace especiales y aplicar ese conocimiento en el futuro diseño de una vacuna”, explica el biólogo. (1).
Entusiasmado por las numerosas fuentes de financiación públicas y privadas que tiene la investigación en Estados Unidos recomienda al Ejecutivo español “recapacitar y reactivar la inversión, puesto que la salida de la crisis no puede estar sólo basada en los recortes irracionales y desiguales. Es mas, creo que la recuperación de nuestra economía a largo plazo pasa inevitablemente por eldesarrollo de nuevos conocimientos y tecnologías, que sólo pueden alcanzarse por medio de la apuesta por un sistema I+D+i sostenible con una financiación digna”. ¿Volver a España? “No a corto plazo”.
Sinceramente…¿Seguimos creyendo que Bruselas es la que está impulsando estas actitudes que nos llevarán al desastre?
Fundación Eticotaku 2013.
——Notaciones del artículo——

Los comentarios están cerrados.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: