Kepler 186f. Primera exoTierra. Un viaje hacia las formas de vida que podrían albergarla.

Hablamos de Kepler 186f. La primera exotierra descubierta. Se encuentra a 492 años luz de nuestra Tierra y orbita una estrella que denominamos Enana Roja o tipo “M”.

Se trata del planeta más pequeño descubierto que orbita dentro de la zona de habitabilidad de su estrella, aunque en su zona más externa. Similar a la órbita de Marte con el Sol, pero con un periodo orbital menor de 129,9 días. Su temperatura es de -46 ºC de media, suponiendo una atmósfera como la de la Tierra. Su índice de similitud a la Tierra es de un 64 %, igual que Marte.3 Sin embargo, si su atmósfera fuera más densa, su temperatura sería mayor. Por otro lado, aunque orbite una estrella enana roja, puede estar lo suficientemente lejos para que el efecto de anclaje por marea no se produzca, y el planeta pueda rotar.4

Al ser un planeta similar en tamaño al de la Tierra, de ser rocoso y con océanos, su gravedad se espera que sea similar a la de la Tierra.

El siguiente documental, nos ofrece una descripción de cómo podría ser Kepler 186f.

Poco a poco la exociencia nos muestra avances que décadas atrás pertenecían a la ciencia ficción.

StarViewerTeam 2017.

Un viaje por las estrellas: Viajemos a Alfa y Próxima Centauri. Los prometedores hallazgos de vida inteligente según SETI.

En los próximos años, asistiremos a interesantes búsquedas en vecindarios estelares cercanos. Tal es el caso del sistema Centauri, a 4.5 años luz de nuestro sol, compuesto por tres estrellas, dos de ellas semejantes a nuestro sol y la tercera una enana roja, que orbita las otras dos.

Son interesantes las distancias entre las tres estrellas que conforman un ecosistema ternario, en el que se han encontrado planetas en la zona que los científicos denominan “Ricitos de oro” o zona habitable global. No olvidemos que el sistema centauri es nuestro más próximo vecino estelar, de ahí la nomenclatura de “próxima centauri”, la enana roja que orbita a las otras dos estrellas del sistema (alfa y beta centauri).

Hoy vamos a viajar a ellas con esta interesante conderencia de la mano del SETI, y del inestimable Dr. Christian Marois.

StarViewerTeam 2017.

Madre Tierra.

Llegó la primavera.Y con ella los nuevos refuerzos de flores y con ellas, la nueva savia que garantiza otro verano y otro otoño e invierno. Llegó la Primavera, la Madre Tierra. Hoy le rendimos homenaje, pues cada año, nos deleita con sus verdes campos y sus bellas flores, así como con sus suaves caricias.

StarViewerTeam 2017

¿Realmente crees que estamos solos en el Universo?

Recientemente asistí a una interesante ponencia del profesor Dr. Andrew Fraknoi (Ganador del premio de investigación en astronomía), quién habló de las cuestiones mas interesantes sobre la investigación de las cuestiones que la ciencia encuentra más intrigante hoy, la búsqueda de exoplanetas en otros sistemas solares.

Lo que realmente transluce en la búsqueda de exoplanetas, es el hecho que desde ellos podemos llegar a estar próximos a determinar la respuesta a la cuestión fundamental de si estamos solos en el Universo.

Ciertamente me sentí emocionado al escuchar su hipótesis ya que pocos días antes, me encontré con un par de científicos del Observatorio Mauna Kea Keck en Hawai, que habían creado algo así como un nuevo proyecto científico basado en Big Data, llamado Project PANOPTES– cuyo objetivo era la búsqueda y el estudio de exoplanetas.

El objetivo principal del proyecto consiste en establecer una red global de voluntarios que puedan interactuar con una red de telescopios automatizados para monitorizar una gran fracción del espacio con la idea de encontrar exoplanetas. Los datos recolectados por los voluntarios serán analizados por lotes y analizados y compartidos por astrónomos profesionales que tienen acceso a telescopios más potentes para verificar los hallazgos.

Dado que los exoplanetas son difíciles de observar comparados con las estrellas (de más fácil observación), la búsqueda de éstos es relativamente nueva en el campo de la astronomía, tal y como afirmó MacArthur F. Olivier Guyon, co-fundador del proyecto PANOPTES, que además es uno de los físicos ópticos de la Universidad de Arizona y astrónomo en el Telescopio Subaru en Hawai.

Tras mi encuentro con Guyon, y el astrónomo Josh Walawender del Proyecto PANOPTES cuando estaban impartiendo una charla en el marco del evento de búsqueda de estrellas en Hawai a principios de este año, ellos me explicaron que desde el primer descubrimiento a principios de 1990, los astrónomos han detectado más de 2.000 exoplanetas, normalmente usando alguno de los dos métodos actualmente disponibles, mediante las observaciones del telescopio Kepler.

El primer método, implica analizar la velocidad radial, es decir, calcular la pequeña cantidad de influjo gravitacional que influye en la estrella que orbitan, causando una fluctuación en la estrella matriz, cada vez que realizan el movimiento de traslación. Usando una tecnología sofisticada, los científicos pueden detectar esas fluctuaciones, midiendo los cambios en el espectro de luz que la estrella emite.

El otro método que los investigadores usan, es el “método de tránsito”, que implica detectar una pequeña variación en el brillo de la estrella cuando el planeta transita o pasa en frente de ella. El método del tránsito, requiere potentes lentes y un esfuerzo tecnológico importante, pero sólo funciona cuando el planeta se mueve directamente entre la estrella y el observador, similar al efecto que podríamos reportar en un eclipse. Adicionalmente, los científicos tan sólo pueden usarlo para escrutar una ínfima región del cielo al mismo tiempo, ya que consume un gran esfuerzo temporal.

Para lograr eso, Guyon diseñó hace unos pocos años, un sistema telescópico robotizado que usa un sistema clusterizado de cámaras, lentes y que permite la observación sin interferencias desde un monte en una posición ecuatorial que permite seguir los movimientos del cielo en la noche.

El equipo del proyecto PANOPTES incentiva a usar la técnica de multiobservación (Muchos ojos mirando el mismo fenómeno), de manera que los ciudadanos puedan participar en el método científico, buscando un método de tránsito determinado y convertir esa observación en una mejor estrategia para la búsqueda de exoplanetas.

Fuente: Plos.org.

StarViewerTeam 2017.

Nuevas metodologías de búsqueda de Inteligencia Extraterrestre en SETI

Tenemos que pensar que en un universo tan infinito, no tiene sentido creer que estamos solos en el Universo. Existen iniciativas de SETI para buscar inteligencias extraterrestres. Los estudios sobre las inteligencias extraterrestres, deben enfocarse en las nuevas señales y otras evidencias empíricas.

Recientemente, el Director de Investigaciones del SETI, propuso un método más amplio, multidisciplinar y avanzado para la búsqueda SETI, que abarca aspectos más allá de las señales de radio y modalidades ópticas, en un artículo publicado en el “journal Astrobiology”. El artículo ” Estamos solos en el Universo?” contiene la pregunta provocativa para inspirar la búsqueda científica de vida más allá de la Tierra. Hoy, sabemos definitivamente que nuestro planeta es el único conocido que alberga vida y es la Tierra. Así que ¿Cómo podríamos encontrar vida y en particular, vida inteligente más allá de nuestro mundo?.

“Alien Mindscapes” – “Una perspectiva en la búsqueda de Inteligencia extraterrestre”, es una obra de Nathalie A. Cabrol, Directora del Centro Carl Sagan para la Investigación , dentro del Instituto SETI, y sugiere la necesidad de cambiar la perspectiva en el método de búsquedas, dónde los complementos completos de física, biología, ciencias de la computación y ciencias sociales son lanzados como premisas de un modelo que busca la vida en un entorno que no conocemos aún. Carol sostiene que “para encontrar ET, debemos abrir nuestras mentes más allá del modelo que nos coloca en el centro de lo conocido, nuestro modelo profundamente enraizado de lo que entendemos como nuestra concepción de la vida. Salir de la perspectiva de la Tierra como centro del Universo y expandir nuestros métodos de investigación, para desarrollar nuevas herramientas de búsqueda. Nunca antes, tuvimos la oportunidad de acceder a tantos datos disponibles en tantas disciplinas científicas distintas, que pudieran ayudarnos a entender el rol de los eventos probabilísticos en el desarrollo de la inteligencia extraterrestre. Esos datos nos dicen que cada mundo es un experimento planetario único. La vida Inteligente avanzada, es un hecho abundante en el Universo, pero tal vez, podría ser muy diferente de la que nosotros conocemos, atendiendo a las circunstancias de la coevolución de la vida y las circunstancias de su propio entorno.”

Liderado por pioneros tales como Frank Drake y Jill Tarter, SETI- El proyecto de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre- comenzó en la década de los 60 usando radio astronomía para escuchar señales de ET. Hoy, tanto las señales de radio como las ópticas son usadas para localizar señales generadas por tecnologías similares a la nuestra. Existen razones de peso que nos obligan a continuar con esas premisas de búsqueda, pero igualmente aparecen más razones de peso para igualmente ampliar los criterios de búsqueda y expandir las metodologías actuales.

En su publicación “call to action”,  Cabrol promueve el establecimiento de un Instituto Virtual con la participación de la comunidad científica Global. El nuevo Instituto SETI Virtual, integrará nuestro nuevo conocimiento para entender, quién, qué y dónde los ET’s pueden estar e ir un paso más allá de la perspectiva antropocéntrica. Nuevas perspectivas de detección generadas desde este enfoque, argumentarán nuestras opciones de detección mediante la identificación de nuevos objetivos de búsqueda. El propósito consiste en expandir la visión y las estrategias de la investigación SETI y transcender el arquetipo impuesto hasta ahora de pensar que los ET son similares a nosotros. Esta nueva misión probará los ambientes alienígenas y sus entornos y expandirá nuestro entendimiento de la vida en el universo.

Bill Diamond Presidente y CEO del Instituto SETI afirma que “El tiempo que vivimos es idóneo para que la investigación SETI abra un nuevo capítulo en nuestra historia.El Instituto SETI está tomando el liderazgo en este nuevo camino.” Añade “En los próximos meses, invitaremos a EEUU y a los  Investigadores de la comunidad internacional, a contribuir a una nueva hoja de ruta científica para SETI. Exploraremos recursos para el desarrollo de un Instituto Virtual y un marco intelectual para potenciar proyectos focalizados en el avance del conocimiento de la Inteligencia Extraterrestre.”

Fuente original https://phys.org/news/2016-07-seti-tools-extraterrestrial-intelligence.html#jCp

StarViewerTeam 2017

¿Y si existiera un planeta gemelo a la Tierra en nuestra estrella más cercana?

Los científicos del Observatorio Europeo Austral (ESO) van a anunciar a finales de agosto el descubrimiento de un nuevo exoplaneta similar a la Tierra, que orbita en torno a Próxima Centauri, la estrella más cercana al Sistema Solar, afirmó la revista alemana Der Spiegel.

“El planeta, que todavía no tiene nombre, sería parecido a la tierra y orbita a una distancia de Próxima Centauri que haría posible la presencia de agua líquida en su superficie, una condición necesaria para la existencia de vida”.

“Nunca antes los científicos habían descubierto una segunda Tierra tan cerca”, informó, y agregó que el Observatorio Europeo Austral (ESO) anunciará el descubrimiento a finales de agosto.

Próxima Centauri es una de las tres estrellas del sistema Alfa Centauro, una constelación que se ve desde el hemisferio sur. Está ubicada a 4,24 años luz de la Tierra.

Richard Hook, portavoz de la ESO, indicó que sabe de la publicación del artículo, pero se negó a confirmar o a desmentir la información.

“No hacemos comentarios”, dijo a la AFP.

“Encontrar un cuerpo celeste es un trabajo muy difícil”, declaró un astrofísico, que pidió no ser identificado, al semanario.

“Estamos en los límites de lo que es técnicamente posible medir”, indicó.

Hace un año, la Nasa anunció el descubrimiento de un exoplaneta muy parecido a la Tierra, pero muy alejado, a unos 1.400 años luz.

Aunque la relación de distancias puede hacer pensar que este nuevo planeta está al alcance de la mano, viajar hasta esta estrella no está al alcance de los humanos, por el momento.

Fuente.

StarviewerTeam 2016

Alfa Centauri podría albergar auténticos planetas-paraíso, según los científicos.

Eduardo Bendek, del Ames Research Center (NASA), acaba de hacer público un interesante hallazgo, que podría cambiar la historia de la búsqueda de planetas extrasolares como la Tierra. La razón, argumenta Bendek, es que a tan solo 4,4 años luz de nuestro sol, tenemos un sistema estelar compuesto por dos estrellas, (alfa cebtauri A y B  y una tercera, Próxima Centauri que le da estabilidad).

No es ciencia ficción que en dicho sistema se dan todas las condiciones necesarias para la existencia de vida, así como la estabilidad y la antigüedad estelar necesaria para sostener auténticos planetas paraísos de vida.

Si pensamos en un planeta-paraíso, tenemos que buscar allí, señala Bendek en el estudio que acapa de publicar en la revista New Scientist.

En breve, tendremos métodos que nos permitiran localizar planetas como la tierra a distancias inferiores a 20 años luz de nuestro sistema solar, pero lo más importante es que en nuestro vecindario inmediato estelar, a tan solo 4 años luz, es donde primero tenemos que buscar, pues se abre la esperanza de hallar una Tierra B y C en un sistema solar compuesto de dos grandes soles amenos de 24 Unidades Astronómicas entre ellos, lo que implicaría visualizar un doble amanecer.

Fuente Newscientist.com