La Plasticidad de las recepciones sinápticas entre las neuronas influye en los receptores AMPA

Un reciente estudio científico pone de relieve que la plasticidad homeoestática de la sinapsis neuronal, actúa como un mecanismo facilitador o compensador de la excesiva excitación o inhibición de la actividad neuronal. Cuando la actividad neuronal es crónicamente suprimida, las neuronas incrementan la transacción de forma caótica, escalando su alcance. Uno de esos mecanismos afecta el alcance de los receptores AMPA alterando su recepción por acumulación.  A pesar de este evento, el mecanismo de la configuración del Ca++ (El ión de calcio) sigue sin ser entendido, ya que las transacciones siguen respondiendo a estímulos de relajación consciente.

Pueden descargar el estudio  original aquí: http://journals.plos.org/plosbiology/article?id=10.1371%2Fjournal.pbio.1001900

Citar como: Kim S, Ziff EB (2014) Calcineurin Mediates Synaptic Scaling Via Synaptic Trafficking of Ca2+-Permeable AMPA Receptors. PLoS Biol 12(7): e1001900. doi:10.1371/journal.pbio.1001900

Este estudio es importante,porque ayuda a entender el papel que desmpeñan los receptores AMPA en el sistema Nervioso Central ante las agresiones externas.

Editor Académico: Mary Bernadette Kennedy, California Institute of Technology, United States of America.

Starviewerteam.com 2016

 

 

Los innumerables efectos de la práctica del yoga sobre la salud.

No es casualidad que desde tiempos ancestrales, la práctica del yoga haya sido considerada como una fuente de beneficios físicos y psíquicos de elevada incidencia.  En tiempos recientes, es elevado el número de estudios científicos que ponen de manifiesto los beneficios de la práctica del yoga sobre nuestra salud.

De hecho, la práctica del yoga está altamente recomendada por los sistemas sanitarios más avanzados del mundo, como una alternativa natural a la conservación del bienestar y la salud.  No olvidemos que al fin y al cabo los estudios científicosmás avanzados interconectan la salud biofísica con los estados conscientes de bienestar emocional.

No cabe duda que en el ámbito de la denominada epigenética, ya se cuentan por miles los estudios que sugieren esta interelación y es precisamente esta circunstancia la que hace que cada vez más la ciencia profundice sobre los beneficios del yoga y sus efectos sobre determinados aspectos de la salud humana.

El último estudio que recientemente ha sido publicado el 3  de marzo de 2016, por el equipo científico compuesto por  Hernández SE, Suero J, Barros A, González-Mora JL, Rubia K , con título “Increased Grey Matter Associated with Long-Term Sahaja Yoga Meditation: A Voxel-Based Morphometry Study.” (Incremento de la Materia Gris Asociada con la Meditación a largo plazo de Yoga Sahaga ), publicado por el Centro de Neurociencia Cognitiva en Francia, Referencia PLoS ONE 11(3): e0150757. doi:10.1371/journal.pone.0150757, pone de relieve que realmente existen datos objetivos para afirmar un incremento de la materia gris, en las personas que mantienen prácticas de meditación consciente tales como la analizada en el estudio.

Para aquellos que estén interesados en descargar y analizar la metodología, datos, y contenido del estudio, remitimos al original en http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0150757

Adicionalmente, existen muchas más referencias reportadas de estudios con efectos importantes sobre todas las funciones del organismo humano. Por lo queno cabe duda que el yoga realizado a largo plazo realmente tiene efectos beneficiosos y claramente medibles sobre la salud humana.

Baste citar aquí a modo de ejemplo otras referencias científicas recientes:

1.-Cambios sobre la sangre y los linfocitos: http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0061910  (Qu S, Olafsrud SM, Meza-Zepeda LA, Saatcioglu F (2013) Rapid Gene Expression Changes in Peripheral Blood Lymphocytes upon Practice of a Comprehensive Yoga Program. PLoS ONE 8(4): e61910. doi:10.1371/journal.pone.0061910)

Otras referencias científicas de interés sobre el mismo punto:

 

  • Barnes PM, Bloom B, Nahin RL (2008) Complementary and alternative medicine use among adults and children: United States, 2007. Natl Health Stat Report: 1–23.
  • 2. Nahin RL, Barnes PM, Stussman BJ, Bloom B (2009) Costs of complementary and alternative medicine (CAM) and frequency of visits to CAM practitioners: United States, 2007. Natl Health Stat Report: 1–14.
  • 3. Snyderman R, Weil AT (2002) Integrative medicine: bringing medicine back to its roots. Arch Intern Med 162: 395–397. doi: 10.1001/archinte.162.4.395
  • 4. Shankar SSR (2010) Patanjali Yoga Sutras: Art of Living Press.
  • 5. Kuntsevich V, Bushell WC, Theise ND (2010) Mechanisms of yogic practices in health, aging, and disease. Mt Sinai J Med 77: 559–569. doi: 10.1002/msj.20214
  • 6. Pilkington K, Kirkwood G, Rampes H, Richardson J (2005) Yoga for depression: the research evidence. J Affect Disord 89: 13–24. doi: 10.1016/j.jad.2005.08.013
  • 7. Pullen PR, Nagamia SH, Mehta PK, Thompson WR, Benardot D, et al. (2008) Effects of yoga on inflammation and exercise capacity in patients with chronic heart failure. J Card Fail 14: 407–413. doi: 10.1016/j.cardfail.2007.12.007
  • 8. Janakiramaiah N, Gangadhar BN, Naga Venkatesha Murthy PJ, Harish MG, Subbakrishna DK, et al. (2000) Antidepressant efficacy of Sudarshan Kriya Yoga (SKY) in melancholia: a randomized comparison with electroconvulsive therapy (ECT) and imipramine. J Affect Disord 57: 255–259. doi: 10.1016/s0165-0327(99)00079-8
  • 9. Kjellgren A, Bood SA, Axelsson K, Norlander T, Saatcioglu F (2007) Wellness through a comprehensive yogic breathing program – a controlled pilot trial. BMC Complement Altern Med 7: 43. doi: 10.1186/1472-6882-7-43
  • 10. Sharma H, Sen S, Singh A, Bhardwaj NK, Kochupillai V, et al. (2003) Sudarshan Kriya practitioners exhibit better antioxidant status and lower blood lactate levels. Biol Psychol 63: 281–291. doi: 10.1016/s0301-0511(03)00071-1
  • 11. Bhatia M, Kumar A, Kumar N, Pandey RM, Kochupillai V (2003) Electrophysiologic evaluation of Sudarshan Kriya: an EEG, BAER, P300 study. Indian J Physiol Pharmacol 47: 157–163.
  • 12. Garland EL, Howard MO (2009) Neuroplasticity, psychosocial genomics, and the biopsychosocial paradigm in the 21st century. Health Soc Work 34: 191–199. doi: 10.1093/hsw/34.3.191
  • 13. Cole SW (2010) Elevating the perspective on human stress genomics. Psychoneuroendocrinology 35: 955–962. doi: 10.1016/j.psyneuen.2010.06.008
  • 14. Li QZ, Li P, Garcia GE, Johnson RJ, Feng L (2005) Genomic profiling of neutrophil transcripts in Asian Qigong practitioners: a pilot study in gene regulation by mind-body interaction. J Altern Complement Med 11: 29–39. doi: 10.1089/acm.2005.11.29
  • 15. Dusek JA, Otu HH, Wohlhueter AL, Bhasin M, Zerbini LF, et al. (2008) Genomic counter-stress changes induced by the relaxation response. PLoS One 3: e2576. doi: 10.1371/journal.pone.0002576
  • 16. Sharma H, Datta P, Singh A, Sen S, Bhardwaj NK, et al. (2008) Gene expression profiling in practitioners of Sudarshan Kriya. J Psychosom Res 64: 213–218. doi: 10.1016/j.jpsychores.2007.07.003
  • 17. Black DS, Cole SW, Irwin MR, Breen E, St Cyr NM, et al.. (2012) Yogic meditation reverses NF-kappaB and IRF-related transcriptome dynamics in leukocytes of family dementia caregivers in a randomized controlled trial. Psychoneuroendocrinology.
  • 18. Dysvik B, Jonassen I (2001) J-Express: exploring gene expression data using Java. Bioinformatics 17: 369–370. doi: 10.1093/bioinformatics/17.4.369
  • 19. Yeung KY, Ruzzo WL (2001) Principal component analysis for clustering gene expression data. Bioinformatics 17: 763–774. doi: 10.1093/bioinformatics/17.9.763
  • 20. Tusher VG, Tibshirani R, Chu G (2001) Significance analysis of microarrays applied to the ionizing radiation response. Proc Natl Acad Sci U S A 98: 5116–5121. doi: 10.1073/pnas.091062498
  • 21. Breitling R, Armengaud P, Amtmann A, Herzyk P (2004) Rank products: a simple, yet powerful, new method to detect differentially regulated genes in replicated microarray experiments. FEBS Lett 573: 83–92. doi: 10.1016/j.febslet.2004.07.055
  • 22. Klokk TI, Kilander A, Xi Z, Waehre H, Risberg B, et al. (2007) Kallikrein 4 is a proliferative factor that is overexpressed in prostate cancer. Cancer Res 67: 5221–5230. doi: 10.1158/0008-5472.can-06-4728
  • 23. Astin JA, Shapiro SL, Eisenberg DM, Forys KL (2003) Mind-body medicine: state of the science, implications for practice. J Am Board Fam Pract 16: 131–147. doi: 10.3122/jabfm.16.2.131
  • 24. Ross A, Thomas S (2010) The health benefits of yoga and exercise: a review of comparison studies. J Altern Complement Med 16: 3–12. doi: 10.1089/acm.2009.0044
  • 25. Marks PW, Arai M, Bandura JL, Kwiatkowski DJ (1998) Advillin (p92): a new member of the gelsolin/villin family of actin regulatory proteins. J Cell Sci 111 (Pt 15): 2129–2136.
  • 26. Kim J, Lee JE, Heynen-Genel S, Suyama E, Ono K, et al. (2010) Functional genomic screen for modulators of ciliogenesis and cilium length. Nature 464: 1048–1051. doi: 10.1038/nature08895
  • 27. Orange JS (2008) Formation and function of the lytic NK-cell immunological synapse. Nat Rev Immunol 8: 713–725. doi: 10.1038/nri2381
  • 28. Glaser R, Rice J, Speicher CE, Stout JC, Kiecolt-Glaser JK (1986) Stress depresses interferon production by leukocytes concomitant with a decrease in natural killer cell activity. Behav Neurosci 100: 675–678. doi: 10.1037/0735-7044.100.5.675
  • 29. Shivdasani RA, Orkin SH (1995) Erythropoiesis and globin gene expression in mice lacking the transcription factor NF-E2. Proc Natl Acad Sci U S A 92: 8690–8694. doi: 10.1073/pnas.92.19.8690
  • 30. Shivdasani RA (2001) Molecular and transcriptional regulation of megakaryocyte differentiation. Stem Cells 19: 397–407. doi: 10.1634/stemcells.19-5-397
  • 31. Shinkai S, Shore S, Shek PN, Shephard RJ (1992) Acute Exercise and Immune Function – Relationship between Lymphocyte Activity and Changes in Subset Counts. International Journal of Sports Medicine 13: 452–461. doi: 10.1055/s-2007-1021297
  • 32. Nieman DC, Simandle S, Henson DA, Warren BJ, Suttles J, et al. (1995) Lymphocyte Proliferative Response to 2.5 Hours of Running. International Journal of Sports Medicine 16: 404–409. doi: 10.1055/s-2007-973028

 

2.-Conexión consciente entre mente y biofísica: http://blogs.plos.org/neuroanthropology/2014/05/19/connecting-mind-body-yoga-embodied-cognition/

Otras referencias científicas de interés:

Downey, G. (2007). Seeing with a ‘sideways glance’: Visuomotor ‘knowing’ and the plasticity of perception. In M. Harris (Ed.), Ways of knowing: Anthropological approaches to crafting experience and knowledge. New York: Berghan Books.

Hertzman, C. & Boyce, T. (2010). How experience gets under the skin to create gradients in developmental health. Annual Review of Public Health, 55, 329-347. doi: 10.1146/annurev.publhealth.012809.103538

Impett, E. A., Daubenmier, J. J., & Hirschman, A. L. (2006). Minding the body: Yoga, embodiment, and well-being. Sexuality Research & Social Policy: A Journal Of The NSRC, 3(4), 39-48. doi:10.1525/srsp.2006.3.4.39

Koziol, L., Budding, D., & Chidekel, D. (2012). From movement to thought: Executive function, embodied cognition, and the cerebellum. Cerebellum, 11(2), 505. doi:10.1007/s12311-011-0321-y

Newman, J. L., Mueller, U., & Overton, W. F. (2008). Developmental perspectives on embodiment and consciousness. New York: Lawrence Erlbaum Associates.

Mascia-Lees, F. E. (2011). Introduction. In Frances E. Mascia-Lees, A companion to the anthropology of the body and embodiment [electronic resource] (1-2). Chichester, West Sussex, U.K. ; Malden, MA : Wiley-Blackwell, 2011

Shapiro, L. A. (2011). Embodied cognition [electronic resource]. New York: Routledge, 2011.

Shepard, G. (2004). A sensory ecology of medicinal plant therapy in two Amazonian societies. American Anthropologist, 106(2), 252-266.

Wilk, R. R., & Haenn, N. (2006). The Environment in Anthropology : A Reader in Ecology, Culture, and Sustainable Living. New York: New York University Press.

Wilson, A. & Golonka, S. (2013). Embodied cognition is not what you think it is. Frontiers in Psychology, 4, 1-13. doi: 10.3389/fpsyg.2013.00058

StarviewerTeam.com 2016

El alma y su interacción con la Glándula Pineal.

La dimetiltriptamina se ha considerado como generadora de imágenes en los estados de relajación mental. Hasta ahora era un misterio, pero un reciente estudio procedente de  una investigación publicada en la revista Biomedical Chromatography, dirigido por el Dr. Rick Strassman y su equipo, vincula la relación entre la dimetiltriptamina con los procesos de generación de conciencia transpersonal en los mamíferos, lo que supone un enlace con las investigaciones más avanzadas sobre el Sistema Nervioso Central.

La molécula  DMT (dimetiltriptamina) se encuentra involucrada en los denominados procesos de ECM (Experiencias Cercanas a la Muerte) reportadas y aparece como factor común en las muestras tomadas. Tal y como Strassman la denomina, la molécula del espíritu: DMT: The Spirit Molecule, también estaría involucrada en los procesos de toma de consciencia a partir de la séptima semana de embarazo.

De esta forma la glándula pineal actuaría como una antena de telecomunicaciones que recepcionaría la señal del espíritu utilizando la molécula DMT bajo determinadas condiciones de los capacitadores del Sistema Nervioso Central.

El siguiente documental, ilustra el proceso lógico de la DMT tal y como sugiere la hipótesis de Strassman.

Hacia la Metafísica desde la Física.

Tal vez se nos haya olvidado aquello de mirar más allá de lo aparente, pero resulta correcto argumentar que las últimas tendencias de la física son aquellas que miran hacia la metafísica, al menos en los últimos dos años. Es gratificante comprobar como todas aquellas teorías que eran motivo de descrédito, insulto y escarnio para los científicos que las formulaban hoy se han convertido en nuevos paradigmas de la ciencia que por fortuna evoluciona hacia una convergencia con la consciencia entendida ésta como la integración del materialismo con el idealismo en el más puro sentido Kantiano.

Así cabe interpretar los nuevos estudios que están surgiendo en el MIT y en otras prestigiosas publicaciones científicas en los que gracias al resurgir de las Universidades Abiertas, las Open University (Léase MOOC) Inciciativas como Coursera, que impulsan el conocimiento abierto en internet y que están demostrando la capacidad del ciudadano de generar sus propios conceptos de creatividad desbordando las propias iniciativas hasta hace poco regladas por un sistema incapaz de satisfacer la cualificación operativa de los alumnos pensantes.

La pregunta que surge aquí es una vez más: ¿Realmente lo que vemos es lo real o más allá de lo aparente existe una lógica Universal que ordena las cosas? La respuesta claramente se inclina hacia la segunda premisa, hay algo más que hace ver que las realidades físicas se quedan cortas. Los antiguos filósofos lo denominaban metafísica para hacer ver que meta (más allá) física (de lo que es aparente).

De cualquier forma, el resurgir de Universidades Abiertas, ha vuelto a poner de relieve la escena de que el conocimiento no es privilegio de unos pocos sino patrimonio de todos aquellos que desean aprender, pues el ser humano en su calidad de “ser” “pensante”y “sintiente” tiene capacidades extendidas en lo que se refiere al aprendizaje, la atención, la memoria y las emociones, tal y como muestran los últimos y más avanzados estudios científicos sobre el particular.

La pregunta es: ¿Estamos realmente asistiendo a una auténtica revolución en el conocimiento humano? Ciertamente cabe pensar que estamos asistiendo a una auténtica nueva forma de entender las ideas, las cosas y las energías que transcienden a las cosas, y esto ya no es únicamente una reflexión sino que puede observarse en la calle. Al mismo tiempo, vemos que todas esas tendencias se compensan con energías que vienen de otra corriente contraria de pensamiento: “El materialismo absoluto” es decir que frente a los que piensan que existen realidades transcendentes a la física, se postulan aquellos que denostan ese tipo de afirmaciones, sosteniendo que no existe nada más allá de lo aparente. Lo cierto es que la controversia entre las posturas es actualmente la línea maestra de los últimos estudios científicos que se publican generando auténticas guerras entre diferentes posiciones que por primera vez se encuentran contrapuestas de forma equilibrada en las publicaciones científicas. Vemos cómo se le da valor a las emociones en términos de definición científica y cómo por vez primera se presentan evidencias de los viajes interestelares en términos de una formulación que va mucho más allá de la Teoría de la Relatividad.

La cuestión de fondo una vez más es que se está reconciliando la ciencia con la conciencia, la física con la metafísica y esto es una muy buena noticia, tras largos años de oscurantismo mediático en los que la única tendencia filosófica científica era el Materialismo Cartesiano.

Poco a poco se va equilibrando el campo de acción y en los próximos años veremos cómo determinados axiomas que hasta ahora nos parecían imposibles de demostrar (Inteligencia extraterrestre, viajes interestelares, teletransporte, radiocomunicación basada en frecuencias ultra bajas, neurogénesis, biodescodificación, ionogenomática etc…) Comienzan a tener fundamentación científica embrionaria en algunos casos y en otros, comienzan a generar auténticas bibliotecas de contenidos que demuestran que la física y la metafísica, no son dos realidades tan separadas como se pensaba.

Veremos cómo la sucesión del tiempo evoluciona en este punto. En esta publicación hemos asistido en directo a muchos de esos nuevos hallazgos de la ciencia que han sido confirmados pese a las dificultades y los obstáculos de los más ortodoxos.

fundadacion_emprendedores_logoceltic_symbols