Los Beneficios del Incienso para la Salud.

¿Sabías que ? Los beneficios del Incienso, derivan de la composición de los aceites esenciales de la planta Boswellia. Un reciente estudio científico publicado por el Departamento de Química de la Universidad de Paderborn el 28 de enero de 2013, ha demostrado los efectos beneficiosos de los componentes del Incienso puro (OLIBANUM) en el tratamiento anti-inflamatorio y anti-artrítico, así como un importante agente natural para la prevención del cáncer.

Propiedades:

Una poderosa acción Antioxidante: Diversos estudios científicos, han puesto de manifiesto la acción antioxidante de los aceites esenciales de la Boswellia, que se estiman capaces de reducir los radicales libres. Una acción preventiva de desórdenes nerviosos como el Alzeimer al potenciar la inhibición de la acetilcolinesterasa, que es una encima involucrada en la ralentización de las sinapsis neuronales.

La acción de los aceites esenciales de la Boswellia se debe a sus componentes naturales que a una concentración de 200 μg/mL, llega a porcentajes de inhibición de hasta el 59,3% en el caso de la Boswellia Serrata. Una potente acción antimicrobiana: El efecto se debe a la interacción de los componentes de los aceites esenciales, se ha mostrado eficaz con la mayoría de los agentes patógenos analizados, tal y como han puesto de manifiesto diversos estudios científicos.

Una acción anti fúngica: Los componentes de los aceites esenciales de la Boswellia, poseen efectos antifúngicos naturales. En especial destacar la prevención y tratamiento de la Cándida o Candidiasis. Una acción anticancerígena: Los componentes esenciales de la Boswellia, interactúan discriminando los tejidos celulares y causando inhibición de la formación de células malignas por citotoxicidad selectiva.

Una acción de refuerzo del sistema inmunitario: Los componentes esenciales de la Boswellia, protegen al organismo de los agentes patógenos y presentan acciones de refuerzo inmunológico.

Así siendo notable su efecto en diferentes dolencias:

  • Artritis reumatoide
  • Asma bronquial
  • Colitis ulcerosa y Crohn
  • Dermatitis Atópica
  • Psoriasis
  • Enfermedades inflamatorias de diversas etiologías; hepatitis B, Glomerulonefritis, Tiroiditis de Hashimoto, Sinusitis, Otitis, etc.
  • Erisipelas, Gota, Herpes virus, Herpes Zostes, Lupus.

Fuente:

http://madretierranatural.com/portfolio_page/olibanum-ra/

Los desajustes en el codón 61 producen efectos en la transcripción de las proteínas que pasan al ADN.

Un nuevo estudio publicado por Zhang D, Chen D, Cao L, Li G, Cheng H ( Febrero 2016) The Effect of Codon Mismatch on the Protein Translation System. PLoS ONE 11(2): e0148302. doi:10.1371/journal.pone.0148302, pone de relieve  los desajustes en la transacción de proteínas como un problema para la configuración neuronal.

El estudio muestra cómo los desordenes y desajustes en la transacción de proteínas afectan a la correcta distribución de las proteínas que se sintetizan en los tejidos celulares.

De acuerdo con los resultados de la simulación, el estudio demuestra que los desajustes en la transacción de proteínas en el codón, se incrementa cuando se producen cuando el ajuste de aminoacidos se encuentra en situación de desbalance. Esta situación afectaría al transporte del RNA, que se traduciría a una incorrecta distribución en la configuración celular.

Pueden descargar el informe completo en :

The Effect of Codon Mismatch on the Protein Translation System. PLoS ONE 11(2): e0148302. doi:10.1371/journal.pone.0148302, pone de relieve  los desajustes en la transacción de proteínas como un problema para la configuración neuronal.

journal.pone.0148302.g001

Otras referencias sobre la materia:

1. Li GW, Oh E, Weissman JS. The anti-Shine-Dalgarno sequence drives translational pausing and codon choice in bacteria. Nature. 2012; 484: 538–541. doi: 10.1038/nature10965. pmid:22456704

  1. 2. Weygand-Durasevic I, Ibba M. New Roles for Codon Usage. Science. 2010; 329: 1473–1474. doi: 10.1126/science.1195567. pmid:20847254
  2. 3. Cannarozzi G, Schraudolph NN, Faty M, von Rohr P, Friberg MT, Roth AC, et al. A role for codon order in translation dynamics. Cell. 2010; 141: 355–367. doi: 10.1016/j.cell.2010.02.036. pmid:20403329
  3. 4. Barash Y, Calarco JA, Gao W, Pan Q, Wang X, Shai O, et al. Deciphering the splicing code. Nature. 2010; 465: 53–59. doi: 10.1038/nature09000. pmid:20445623
  4. 5. Gingold H, Pilpel Y. Determinants of translation efficiency and accuracy. Mol Syst Biol. 2011; 7: 481. doi: 10.1038/msb.2011.14. pmid:21487400
  5. 6. Tuller T, Carmi A, Vestsigian K, Navon S, Dorfan Y, Zaborske J, et al. An evolutionarily conserved mechanism for controlling the efficiency of protein translation. Cell. 2010; 141: 344–354. doi: 10.1016/j.cell.2010.03.031. pmid:20403328
  6. 7. Novoa EM, Ribas de Pouplana L. Speeding with control: codon usage, tRNAs, and ribosomes. Trends Genet. 2012; 28: 574–581. doi: 10.1016/j.tig.2012.07.006. pmid:22921354
  7. 8. Hershberg R, Petrov DA. Selection on codon bias. Annu Rev Genet. 2008; 42: 287–299. doi: 10.1146/annurev.genet.42.110807.091442. pmid:18983258
  8. 9. Tuller T, Waldman YY, Kupiec M, Ruppin E. Translation efficiency is determined by both codon bias and folding energy. Proc Natl Acad Sci U S A. 2010; 107: 3645–3650. doi: 10.1073/pnas.0909910107. pmid:20133581
  9. 10. Kozak M. Regulation of translation via mRNA structure in prokaryotes and eukaryotes. Gene. 2005; 361: 13–37. pmid:16213112 doi: 10.1016/j.gene.2005.06.037
  10. 11. Robbins-Pianka A, Rice MD, Weir MP. The mRNA landscape at yeast translation initiation sites. Bioinformatics. 2010; 26: 2651–2655. doi: 10.1093/bioinformatics/btq509. pmid:20819958
  11. 12. Gu W, Zhou T, Wilke CO. A universal trend of reduced mRNA stability near the translation-initiation site in prokaryotes and eukaryotes. PLoS Comput Biol. 2010; 6: e1000664. doi: 10.1371/journal.pcbi.1000664. pmid:20140241
  12. 13. Eyrewalker A, Bulmer M. Reduced Synonymous Substitution Rate at the Start of Enterobacterial Genes. Nucleic Acids Research. 1993; 21: 4599–4603. pmid:8233796 doi: 10.1093/nar/21.19.4599
  13. 14. Shah P, Ding Y, Niemczyk M, Kudla G, Plotkin JB. Rate-Limiting Steps in Yeast Protein Translation. Cell. 2013; 153: 1589–1601. doi: 10.1016/j.cell.2013.05.049. pmid:23791185
  14. 15. Kudla G, Murray AW, Tollervey D, Plotkin JB. Coding-sequence determinants of gene expression in Escherichia coli. Science. 2009; 324: 255–258. doi: 10.1126/science.1170160. pmid:19359587
  15. 16. Goodman DB, Church GM, Kosuri S. Causes and Effects of N-Terminal Codon Bias in Bacterial Genes. Science. 2013; 342: 475–479. doi: 10.1126/science.1241934. pmid:24072823
  16. 17. Kozak M. Downstream secondary structure facilitates recognition of initiator codons by eukaryotic ribosomes. Proc Natl Acad Sci U S A. 1990; 87: 8301–8305. pmid:2236042 doi: 10.1073/pnas.87.21.8301
  17. 18. Tuller T, Veksler-Lublinsky I, Gazit N, Kupiec M, Ruppin E, Ziv-Ukelson M. Composite effects of gene determinants on the translation speed and density of ribosomes. Genome Biology. 2011; 12: doi: 10.1186/gb-2011-12-11-r110
  18. 19. Zur H, Tuller T. New Universal Rules of Eukaryotic Translation Initiation Fidelity. Plos Computational Biology. 2013; 9: doi: 10.1371/journal.pcbi.1003136
  19. 20. Kochetov AV, Palyanov A, Titov II, Grigorovich D, Sarai A, Kolchanov NA. AUG_hairpin: prediction of a downstream secondary structure influencing the recognition of a translation start site. BMC Bioinformatics. 2007; 8: 318. pmid:17760957 doi: 10.1186/1471-2105-8-318
  20. 21. Fredrick K, Ibba M. How the sequence of a gene can tune its translation. Cell. 2010; 141: 227–229. doi: 10.1016/j.cell.2010.03.033. pmid:20403320
  21. 22. Pechmann S, Frydman J. Evolutionary conservation of codon optimality reveals hidden signatures of cotranslational folding. Nat Struct Mol Biol. 2013; 20: 237–243. doi: 10.1038/nsmb.2466. pmid:23262490
  22. 23. Dana A, Tuller T. Properties and determinants of codon decoding time distributions. BMC Genomics. 2014; 15 Suppl 6: S13. doi: 10.1186/1471-2164-15-S6-S13. pmid:25572668
  23. 24. Ingolia NT, Ghaemmaghami S, Newman JRS, Weissman JS. Genome-Wide Analysis in Vivo of Translation with Nucleotide Resolution Using Ribosome Profiling. Science. 2009; 324: 218–223. doi: 10.1126/science.1168978. pmid:19213877
  24. 25. Reuveni S, Meilijson I, Kupiec M, Ruppin E, Tuller T. Genome-Scale Analysis of Translation Elongation with a Ribosome Flow Model. Plos Computational Biology. 2011; 7: doi: 10.1371/journal.pcbi.1002127
  25. 26. Harley CB, Pollard JW, Stanners CP, Goldstein S. Model for Messenger-Rna Translation during Amino-Acid Starvation Applied to the Calculation of Protein Synthetic Error Rates. Journal of Biological Chemistry. 1981; 256: 786–794.
  26. 27. Fluitt A, Pienaar E, Vijoen H. Ribosome kinetics and aa-tRNA competition determine rate and fidelity of peptide synthesis. Computational Biology and Chemistry. 2007; 31: 335–346. pmid:17897886 doi: 10.1016/j.compbiolchem.2007.07.003
  27. 28. Zaher HS, Green R. Quality control by the ribosome following peptide bond formation. Nature. 2009; 457: 161–U151. doi: 10.1038/nature07582. pmid:19092806
  28. 29. Hausmann CD, Praetorius-Ibba M, Ibba M. An aminoacyl-tRNA synthetase:elongation factor complex for substrate channeling in archaeal translation. Nucleic Acids Research. 2007; 35: 6094–6102. pmid:17766929 doi: 10.1093/nar/gkm534
  29. 30. Cathopoulis TJT, Chuawong P, Hendrickson TL. Conserved discrimination against misacylated tRNAs by two mesophilic elongation factor Tu orthologs. Biochemistry. 2008; 47: 7610–7616. doi: 10.1021/bi800369q. pmid:18627126
  30. 31. Becker HD, Kern D. Thermus thermophilus: A link in evolution of the tRNA-dependent amino acid amidation pathways. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America. 1998; 95: 12832–12837. pmid:9789000 doi: 10.1073/pnas.95.22.12832
  31. 32. Schrader JM, Chapman SJ, Uhlenbeck OC. Understanding the Sequence Specificity of tRNA Binding to Elongation Factor Tu using tRNA Mutagenesis. Journal of Molecular Biology. 2009; 386: 1255–1264. pmid:19452597 doi: 10.1016/j.jmb.2009.01.021
  32. 33. Shen PS, Park J, Qin YD, Li XM, Parsawar K, Larson MH, et al. Rqc2p and 60S ribosomal subunits mediate mRNA-independent elongation of nascent chains. Science. 2015; 347: 75–78. doi: 10.1126/science.1259724. pmid:25554787
  33. 34. Piques M, Schulze WX, Hohne M, Usadel B, Gibon Y, Rohwer J, et al. Ribosome and transcript copy numbers, polysome occupancy and enzyme dynamics in Arabidopsis. Molecular Systems Biology. 2009; 5: doi: 10.1038/msb.2009.68
  34. 35. Waldron C, Lacroute F. Effect of growth rate on the amounts of ribosomal and transfer ribonucleic acids in yeast. J Bacteriol. 1975; 122: 855–865. pmid:1097403
  35. 36. Karpinets TV, Greenwood DJ, Sams CE, Ammons JT. RNA: protein ratio of the unicellular organism as a characteristic of phosphorous and nitrogen stoichiometry and of the cellular requirement of ribosomes for protein synthesis. Bmc Biology. 2006; 4:
  36. 37. Williams CW, Elmendorf HG. Identification and analysis of the RNA degrading complexes and machinery of Giardia lamblia using an in silico approach. Bmc Genomics. 2011; 12: doi: 10.1186/1471-2164-12-586
  37. 38. Soudet J, Gelugne JP, Belhabich-Baumas K, Caizergues-Ferrer M, Mougin A. Immature small ribosomal subunits can engage in translation initiation in Saccharomyces cerevisiae. Embo Journal. 2010; 29: 80–92. doi: 10.1038/emboj.2009.307. pmid:19893492
  38. 39. Fujii K, Kitabatake M, Sakata T, Miyata A, Ohno M. A role for ubiquitin in the clearance of nonfunctional rRNAs. Genes & Development. 2009; 23: 963–974. doi: 10.1101/gad.1775609
  39. 40. Dever TE, Green R. The Elongation, Termination, and Recycling Phases of Translation in Eukaryotes. Cold Spring Harbor Perspectives in Biology. 2012; 4: doi: 10.1101/cshperspect.a013706
  40. 41. Weinger JS, Parnell KM, Dorner S, Green R, Strobel SA. Substrate-assisted catalysis of peptide bond formation by the ribosome. Nature Structural & Molecular Biology. 2004; 11: 1101–1106. doi: 10.1038/nsmb841
  41. 42. Hernandez G. Was the initiation of translation in early eukaryotes IRES-driven? Trends in Biochemical Sciences. 2008; 33: 58–64. doi: 10.1016/j.tibs.2007.11.002. pmid:18242094
  42. 43. Qian WF, Yang JR, Pearson NM, Maclean C, Zhang JZ. Balanced Codon Usage Optimizes Eukaryotic Translational Efficiency. Plos Genetics. 2012; 8: doi: 10.1371/journal.pgen.1002603
  43. 44. Garcia-Martinez J, Aranda A, Perez-Ortin JE. Genomic run-on evaluates transcription rates for all yeast genes and identifies gene regulatory mechanisms. Molecular Cell. 2004; 15: 303–313. pmid:15260981 doi: 10.1016/j.molcel.2004.06.004
  44. 45. Reid DW, Nicchitta CV. Primary Role for Endoplasmic Reticulum-bound Ribosomes in Cellular Translation Identified by Ribosome Profiling. Journal of Biological Chemistry. 2012; 287: 5518–5527. doi: 10.1074/jbc.M111.312280. pmid:22199352
  45. 46. Hofmann K. Ubiquitin-binding domains and their role in the DNA damage response. DNA Repair. 2009; 8: 544–556. doi: 10.1016/j.dnarep.2009.01.003. pmid:19213613
  46. 47. Reyes-Turcu FE, Ventii KH, Wilkinson KD. Regulation and Cellular Roles of Ubiquitin-Specific Deubiquitinating Enzymes. Annual Review of Biochemistry. 2009; 78: 363–397. doi: 10.1146/annurev.biochem.78.082307.091526. pmid:19489724
  47. 48. Effraim PR, Wang JN, Englander MT, Avins J, Leyh TS, Gonzalez RL, et al. Natural amino acids do not require their native tRNAs for efficient selection by the ribosome. Nature Chemical Biology. 2009; 5: 947–953. doi: 10.1038/nchembio.255. pmid:19915542

 

Los innumerables efectos de la práctica del yoga sobre la salud.

No es casualidad que desde tiempos ancestrales, la práctica del yoga haya sido considerada como una fuente de beneficios físicos y psíquicos de elevada incidencia.  En tiempos recientes, es elevado el número de estudios científicos que ponen de manifiesto los beneficios de la práctica del yoga sobre nuestra salud.

De hecho, la práctica del yoga está altamente recomendada por los sistemas sanitarios más avanzados del mundo, como una alternativa natural a la conservación del bienestar y la salud.  No olvidemos que al fin y al cabo los estudios científicosmás avanzados interconectan la salud biofísica con los estados conscientes de bienestar emocional.

No cabe duda que en el ámbito de la denominada epigenética, ya se cuentan por miles los estudios que sugieren esta interelación y es precisamente esta circunstancia la que hace que cada vez más la ciencia profundice sobre los beneficios del yoga y sus efectos sobre determinados aspectos de la salud humana.

El último estudio que recientemente ha sido publicado el 3  de marzo de 2016, por el equipo científico compuesto por  Hernández SE, Suero J, Barros A, González-Mora JL, Rubia K , con título “Increased Grey Matter Associated with Long-Term Sahaja Yoga Meditation: A Voxel-Based Morphometry Study.” (Incremento de la Materia Gris Asociada con la Meditación a largo plazo de Yoga Sahaga ), publicado por el Centro de Neurociencia Cognitiva en Francia, Referencia PLoS ONE 11(3): e0150757. doi:10.1371/journal.pone.0150757, pone de relieve que realmente existen datos objetivos para afirmar un incremento de la materia gris, en las personas que mantienen prácticas de meditación consciente tales como la analizada en el estudio.

Para aquellos que estén interesados en descargar y analizar la metodología, datos, y contenido del estudio, remitimos al original en http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0150757

Adicionalmente, existen muchas más referencias reportadas de estudios con efectos importantes sobre todas las funciones del organismo humano. Por lo queno cabe duda que el yoga realizado a largo plazo realmente tiene efectos beneficiosos y claramente medibles sobre la salud humana.

Baste citar aquí a modo de ejemplo otras referencias científicas recientes:

1.-Cambios sobre la sangre y los linfocitos: http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0061910  (Qu S, Olafsrud SM, Meza-Zepeda LA, Saatcioglu F (2013) Rapid Gene Expression Changes in Peripheral Blood Lymphocytes upon Practice of a Comprehensive Yoga Program. PLoS ONE 8(4): e61910. doi:10.1371/journal.pone.0061910)

Otras referencias científicas de interés sobre el mismo punto:

 

  • Barnes PM, Bloom B, Nahin RL (2008) Complementary and alternative medicine use among adults and children: United States, 2007. Natl Health Stat Report: 1–23.
  • 2. Nahin RL, Barnes PM, Stussman BJ, Bloom B (2009) Costs of complementary and alternative medicine (CAM) and frequency of visits to CAM practitioners: United States, 2007. Natl Health Stat Report: 1–14.
  • 3. Snyderman R, Weil AT (2002) Integrative medicine: bringing medicine back to its roots. Arch Intern Med 162: 395–397. doi: 10.1001/archinte.162.4.395
  • 4. Shankar SSR (2010) Patanjali Yoga Sutras: Art of Living Press.
  • 5. Kuntsevich V, Bushell WC, Theise ND (2010) Mechanisms of yogic practices in health, aging, and disease. Mt Sinai J Med 77: 559–569. doi: 10.1002/msj.20214
  • 6. Pilkington K, Kirkwood G, Rampes H, Richardson J (2005) Yoga for depression: the research evidence. J Affect Disord 89: 13–24. doi: 10.1016/j.jad.2005.08.013
  • 7. Pullen PR, Nagamia SH, Mehta PK, Thompson WR, Benardot D, et al. (2008) Effects of yoga on inflammation and exercise capacity in patients with chronic heart failure. J Card Fail 14: 407–413. doi: 10.1016/j.cardfail.2007.12.007
  • 8. Janakiramaiah N, Gangadhar BN, Naga Venkatesha Murthy PJ, Harish MG, Subbakrishna DK, et al. (2000) Antidepressant efficacy of Sudarshan Kriya Yoga (SKY) in melancholia: a randomized comparison with electroconvulsive therapy (ECT) and imipramine. J Affect Disord 57: 255–259. doi: 10.1016/s0165-0327(99)00079-8
  • 9. Kjellgren A, Bood SA, Axelsson K, Norlander T, Saatcioglu F (2007) Wellness through a comprehensive yogic breathing program – a controlled pilot trial. BMC Complement Altern Med 7: 43. doi: 10.1186/1472-6882-7-43
  • 10. Sharma H, Sen S, Singh A, Bhardwaj NK, Kochupillai V, et al. (2003) Sudarshan Kriya practitioners exhibit better antioxidant status and lower blood lactate levels. Biol Psychol 63: 281–291. doi: 10.1016/s0301-0511(03)00071-1
  • 11. Bhatia M, Kumar A, Kumar N, Pandey RM, Kochupillai V (2003) Electrophysiologic evaluation of Sudarshan Kriya: an EEG, BAER, P300 study. Indian J Physiol Pharmacol 47: 157–163.
  • 12. Garland EL, Howard MO (2009) Neuroplasticity, psychosocial genomics, and the biopsychosocial paradigm in the 21st century. Health Soc Work 34: 191–199. doi: 10.1093/hsw/34.3.191
  • 13. Cole SW (2010) Elevating the perspective on human stress genomics. Psychoneuroendocrinology 35: 955–962. doi: 10.1016/j.psyneuen.2010.06.008
  • 14. Li QZ, Li P, Garcia GE, Johnson RJ, Feng L (2005) Genomic profiling of neutrophil transcripts in Asian Qigong practitioners: a pilot study in gene regulation by mind-body interaction. J Altern Complement Med 11: 29–39. doi: 10.1089/acm.2005.11.29
  • 15. Dusek JA, Otu HH, Wohlhueter AL, Bhasin M, Zerbini LF, et al. (2008) Genomic counter-stress changes induced by the relaxation response. PLoS One 3: e2576. doi: 10.1371/journal.pone.0002576
  • 16. Sharma H, Datta P, Singh A, Sen S, Bhardwaj NK, et al. (2008) Gene expression profiling in practitioners of Sudarshan Kriya. J Psychosom Res 64: 213–218. doi: 10.1016/j.jpsychores.2007.07.003
  • 17. Black DS, Cole SW, Irwin MR, Breen E, St Cyr NM, et al.. (2012) Yogic meditation reverses NF-kappaB and IRF-related transcriptome dynamics in leukocytes of family dementia caregivers in a randomized controlled trial. Psychoneuroendocrinology.
  • 18. Dysvik B, Jonassen I (2001) J-Express: exploring gene expression data using Java. Bioinformatics 17: 369–370. doi: 10.1093/bioinformatics/17.4.369
  • 19. Yeung KY, Ruzzo WL (2001) Principal component analysis for clustering gene expression data. Bioinformatics 17: 763–774. doi: 10.1093/bioinformatics/17.9.763
  • 20. Tusher VG, Tibshirani R, Chu G (2001) Significance analysis of microarrays applied to the ionizing radiation response. Proc Natl Acad Sci U S A 98: 5116–5121. doi: 10.1073/pnas.091062498
  • 21. Breitling R, Armengaud P, Amtmann A, Herzyk P (2004) Rank products: a simple, yet powerful, new method to detect differentially regulated genes in replicated microarray experiments. FEBS Lett 573: 83–92. doi: 10.1016/j.febslet.2004.07.055
  • 22. Klokk TI, Kilander A, Xi Z, Waehre H, Risberg B, et al. (2007) Kallikrein 4 is a proliferative factor that is overexpressed in prostate cancer. Cancer Res 67: 5221–5230. doi: 10.1158/0008-5472.can-06-4728
  • 23. Astin JA, Shapiro SL, Eisenberg DM, Forys KL (2003) Mind-body medicine: state of the science, implications for practice. J Am Board Fam Pract 16: 131–147. doi: 10.3122/jabfm.16.2.131
  • 24. Ross A, Thomas S (2010) The health benefits of yoga and exercise: a review of comparison studies. J Altern Complement Med 16: 3–12. doi: 10.1089/acm.2009.0044
  • 25. Marks PW, Arai M, Bandura JL, Kwiatkowski DJ (1998) Advillin (p92): a new member of the gelsolin/villin family of actin regulatory proteins. J Cell Sci 111 (Pt 15): 2129–2136.
  • 26. Kim J, Lee JE, Heynen-Genel S, Suyama E, Ono K, et al. (2010) Functional genomic screen for modulators of ciliogenesis and cilium length. Nature 464: 1048–1051. doi: 10.1038/nature08895
  • 27. Orange JS (2008) Formation and function of the lytic NK-cell immunological synapse. Nat Rev Immunol 8: 713–725. doi: 10.1038/nri2381
  • 28. Glaser R, Rice J, Speicher CE, Stout JC, Kiecolt-Glaser JK (1986) Stress depresses interferon production by leukocytes concomitant with a decrease in natural killer cell activity. Behav Neurosci 100: 675–678. doi: 10.1037/0735-7044.100.5.675
  • 29. Shivdasani RA, Orkin SH (1995) Erythropoiesis and globin gene expression in mice lacking the transcription factor NF-E2. Proc Natl Acad Sci U S A 92: 8690–8694. doi: 10.1073/pnas.92.19.8690
  • 30. Shivdasani RA (2001) Molecular and transcriptional regulation of megakaryocyte differentiation. Stem Cells 19: 397–407. doi: 10.1634/stemcells.19-5-397
  • 31. Shinkai S, Shore S, Shek PN, Shephard RJ (1992) Acute Exercise and Immune Function – Relationship between Lymphocyte Activity and Changes in Subset Counts. International Journal of Sports Medicine 13: 452–461. doi: 10.1055/s-2007-1021297
  • 32. Nieman DC, Simandle S, Henson DA, Warren BJ, Suttles J, et al. (1995) Lymphocyte Proliferative Response to 2.5 Hours of Running. International Journal of Sports Medicine 16: 404–409. doi: 10.1055/s-2007-973028

 

2.-Conexión consciente entre mente y biofísica: http://blogs.plos.org/neuroanthropology/2014/05/19/connecting-mind-body-yoga-embodied-cognition/

Otras referencias científicas de interés:

Downey, G. (2007). Seeing with a ‘sideways glance’: Visuomotor ‘knowing’ and the plasticity of perception. In M. Harris (Ed.), Ways of knowing: Anthropological approaches to crafting experience and knowledge. New York: Berghan Books.

Hertzman, C. & Boyce, T. (2010). How experience gets under the skin to create gradients in developmental health. Annual Review of Public Health, 55, 329-347. doi: 10.1146/annurev.publhealth.012809.103538

Impett, E. A., Daubenmier, J. J., & Hirschman, A. L. (2006). Minding the body: Yoga, embodiment, and well-being. Sexuality Research & Social Policy: A Journal Of The NSRC, 3(4), 39-48. doi:10.1525/srsp.2006.3.4.39

Koziol, L., Budding, D., & Chidekel, D. (2012). From movement to thought: Executive function, embodied cognition, and the cerebellum. Cerebellum, 11(2), 505. doi:10.1007/s12311-011-0321-y

Newman, J. L., Mueller, U., & Overton, W. F. (2008). Developmental perspectives on embodiment and consciousness. New York: Lawrence Erlbaum Associates.

Mascia-Lees, F. E. (2011). Introduction. In Frances E. Mascia-Lees, A companion to the anthropology of the body and embodiment [electronic resource] (1-2). Chichester, West Sussex, U.K. ; Malden, MA : Wiley-Blackwell, 2011

Shapiro, L. A. (2011). Embodied cognition [electronic resource]. New York: Routledge, 2011.

Shepard, G. (2004). A sensory ecology of medicinal plant therapy in two Amazonian societies. American Anthropologist, 106(2), 252-266.

Wilk, R. R., & Haenn, N. (2006). The Environment in Anthropology : A Reader in Ecology, Culture, and Sustainable Living. New York: New York University Press.

Wilson, A. & Golonka, S. (2013). Embodied cognition is not what you think it is. Frontiers in Psychology, 4, 1-13. doi: 10.3389/fpsyg.2013.00058

StarviewerTeam.com 2016

Informe GWAS :La relación entre el entorno, nuestro estilo de vida y las mutaciones genéticas.

Un nuevo informe científico recientemente publicado “G = E: What GWAS Can Tell Us about the Environment”, el 11 de febrero de 2016, pone de relieve que nuestro Entorno y nuestro estilo de vida influye directamente en las mutaciones genéticas de nuestro organismo.

El estudio ha sido recientemente presentado y publicado por el equipo científico compuesto por Gage SH, Davey Smith G, Ware JJ, Flint J, Munafò del Instituto de Tecnología de Georgia (USA), Referencia (doi:10.1371/journal.pgen.1005765).

En el estudio se analiza la influencia de factores habituales de nuestro entorno, así como hábitos tales como por ejemplo ( el tabaco y el consumo de alcohol) entre otros y su influencia sobre las mutaciones genéticas que originan enfermedades, tales como el Cáncer. El estudio se enmarca en GWAS (Conjunto de estudios que analizan el genoma en sentido amplio , o ” genome-wide association studies” en inglés. )

En el estudio se muestra como por citar ejemplos el  gen NPC1L1 está fuertemente asociado con niveles bajos de la LDL (lipoproteína) por ejemplo en el desarrollo del colesterol, así como otro tipo de desordenes cardiovasculares.

La cuestión de análisis muestra como determinadas conductas de riesgo interactúan con determinados genes por la vía de la síntesis de las proteínas que pasan al ADN. En ese sentido GWAS está avanzando a comprender en sentido amplio cuestiones que hasta ahora quedaban relegadas al ámbito de la mera especulación.

La cuestión es importante, porque ayuda a entender que muchas enfermedades, proceden directamente de factores de riesgo asociados con patrones de conducta, lo que abre un campo interesante de estudio de los denominados fenocopias frente a las hasta ahora estudiadas genocopias.

A diferencia de la genocopia tradicionalmente considerada en la genética clásica, la fenocopia implica la relación que existe entre el entorno exterior y la configuración genética del individuo. La cuestión de base es que la serie de estudios GWAS analiza estos factores y determina que la fenocopia es fundamental en el desarrollo de las modificaciones genéticas tanto en sentido negativo (enfermedades) como positivo (estados reforzados de salud).

journal.pgen.1005826.g001La figura muestra la interacción entre los factores de riesgo y las denominadas fenocopias.

Pueden descargar el estudio completo aquí.

http://dx.doi.org/10.1371/journal.pgen.1005765

Fuente: Plos Genetics. Journal.

Referencia (doi:10.1371/journal.pgen.1005765).

StarViewerTeam 2016.

 

 

 

Un nuevo estudio científico, muestra el marco de actuación de la metilación del ADN y el Rol del ADN (Basura)en el contexto de los procesos epigenéticos para una mejor comprensión del Cáncer.

El Denominado ADN (Basura) o Conjunto de secuencias no codificadas, parecen ser claves en el entendimiento del Cáncer, en la medida en que los  nuevos hallazgos científicos parecen mostrar la interdependencia somática y los procesos de metilación del ADN como una curiosa interacción en la que la actitud del Sistema Nervioso Central juega un papel crítico en la síntesis de las proteínas.

El reciente estudio publicado el 3 de Marzo de 2016, con título: “Quantitative Trait Loci Identify Functional Noncoding Variation in Cancer” cuyo título es bastante explícito al respecto, presentado por “John M. Greally y su equipo científico, del Albert Einstein College of Medicine, (USA), acaba de poner de relieve el verdadero rol positivo que marca la epigenética en el estudio de la incidencia del cáncer, como un marco Cuantitativo objetivo que permita fijar las primeras bases  de referencia en la comprensión de la enfermedad.

El estudio avanza en la comprensión de los factores somáticos en los procesos de metilación del ADN, poniendo las bases para el ulterior desarrollo de una metodología Cuantitativa Adecuada para entender la influencia de las Secuencias No Codificadas ( El denominado ADN Basura) en el contexto de la enfermedad, en concreto en el desarrollo del Cáncer de Pulmón.

journal.pgen.1005826.g001

El Gráfico muestra una explicación resumida de los procesos que interactúan en la metilación, así como las variaciones relativas a los factores somáticos, enlazados con las Secuencias No Codificadas.

El Proyecto se encuentra regulado en el marco del Séptimo Programa Marco de la Unión Europea (FP7/2007-2013),   con la participación del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII Project no. PI11/00321), La Fundación Sandra Ibarra, La Fundación Olga Torres,  en el Marco del Porograma Miguel Servet. (HEALTH-F5-2011-282510).

Aquellos que deseen acceder a la Publicación del  Estudio Original , pueden acceder aquí: Heyn H (2016) Quantitative Trait Loci Identify Functional Noncoding Variation in Cancer. PLoS Genet 12(3): e1005826. doi:10.1371/journal.pgen.1005826

Fuente: Plos Genetics. 

Presentamos el mejor Magazine de Divulgación Científica en Abierto del Mundo.

Nace el mejor Magazine de divulgación científica en abierto del mundo. Plos.org.

Surge para cubrir el terrible hueco vacío que dejó su antecesor Scirus.org, vacío que comenzó tras su cierre en febrero de 2013, ante la falta de financiación.

El sistema de Acceso Abierto (OA) permanece en aras del acceso ilimitado y no restringido a las publicaciones científicas en abierto de aquellos científicos que participan en el sistema de publicación del Magazine.

En la mayoría o la casi totalidad de revistas científicas, los autores cobran por sus derechos a la publicación de los artículos. Sin embargo en PLOS se aplica la Creative Commons Attribution License, de los trabajos publicados en el Magazine, lo que equivale a facilitar el acceso abierto a los contenidos científicos publicados que actualmente superan el millón y medio de estudios científicos procedentes de todo el globo, con la condición única de citar al autor de dichos artículos en la difusión y distribución ilimitada, y que esta distribución y difusión sea con fines gratuitos.

Ciencia en Abierto

Actualmente el StarViewerTeam.com, recomienda y colabora con Plos.org, y la reconoce como fuente primaria de sus referencias científicas. Así mismo suscribe la cláusula de Open Learning y Acceso Libre a Recursos de Formación Gratuito en el marco de las iniciativas de la denominada Open University Learning bajo la Creative Commons Attribution License.

Los temas de este excelente Magazine Científico son, entre otros los siguientes Magazines temáticos:

1.-Plos One: Sección principal de Novedades Multidisciplinares.

2.-Plos Biología.

3.-Plos Biología Computacional.

4.-Plos Genética.

5.-Plos Medicina.

6.-Plos Trastornos y Enfermedades Tropicales.

7.-Plos Patógenos.

8.-Colecciones Plos.

9.-Derecho Científico y Regulaciones Jurídicas Sobre Ciencia.

Animamos a los lectores a disfrutar y compartir esta buena noticia.

StarViewerTeam 2016.

Fuente y en colaboración con PLOS.ORG.

La Calmodulina se revela clave en la prevención de los déficit cognitivos: Recientes estudios muestran que diferentes variedades de la Calmodulina son claves en la prevención del Alzheimer.

El presente año 2013, ha sido especialmente prolífico en lo que respecta a la investigación de los déficit cognitivos y en concreto, en lo que respecta a los métodos de prevención del Alzheimer y los procesos y factores asociados  a la neurodegeneración.

La interacción entre el Ca++ y la Calmodulina, es clave en los procesos cognitivos, hasta el punto que los investigadores han tratado de desentrañar el hasta ahora misterioso efecto de interacción fisiológica entre el Calcio y la Calmodulina en las neuronas.

Los más de 1000 estudios procedentes de diferentes centros de investigación durante el presente año 2013, recogen dos hitos claves en el análisis de la Calmodulina como clave en la investigación de los desórdenes cognitivos:

1º.-Que la interacción se realiza a través de los denominados Receptores Heterométricos Humanos (htHNR) y que la modalidad fisiológicamente segregada corresponde a la denominada Humanina ( Una modalidad de Calmodulina  que actúa como péptico agonista evitando la muerte celular). En dichos estudios se analizan diferentes modalidades de la Humanina.

2º.-Que de las modalidades de la Humanina, dos se han relevado especialmente eficaces en el proceso de inhibición de la muerte celular y por tanto útiles en el tratamiento de los déficit cognitivos:

a).-La denominada calmodulin-like skin protein (CLSP), ha ofrecido, interesantes resultados en experimentos preliminares, tal y como puede verse en el reciente estudio “Secreted calmodulin-like skin protein inhibits neuronal death in cell-based Alzheimer’s disease models via the heterotrimeric Humanin receptor”  presentado por Hashimoto, M Nawa, M Kurita, M Tokizawa, A Iwamatsu y M Matsuoka del Departmento de Farmacología de la Universidad de Tokyo. doi:10.1038/cddis.2013.80

b).-Pero sin duda, de todas las modalidades el más prometedor, ha sido el descubrimiento de la denominada humanina S14G que es una modalidad que ha revelado ser prometedora en los futuros avances para la prevención de los déficit cognitivos. El último estudio “S14G-humanin restored cellular homeostasis disturbed by amyloid-beta protein “ha sido publicado el 27 de Septiembre en la Revista Neural Regeneration Research,  y supone un importante avance para entender el estudio de los procesos neurodegenerativos en el Hipocampo, concluyendo que la S14G, es clave para la regeneración celular de las neuronas.

63964_rel

Ambos estudios, constituyen un importante hito en la investigación del papel clave de la Calmodulina y sus modalidades en la prevención de los déficit cognitivos, y confirman los hallazgos ya apuntados en 2011 en el estudio preliminar presentado por  Zhang W, Li Z, y su equipo científico del Departmento de Neurología del Hospital Tangdu (China) que llevaba por título “S14G-humanin improves cognitive deficits and reduces amyloid pathology in the middle-aged APPswe/PS1dE9 mice.”

Fundación EticoTaku: La Fundación de los Emprendedores de España.

 

 

Un nuevo descubrimiento científico: Los estímulos de las dendritas en las neuronas actúan como microprocesadores generando una microcomputadora en el cerebro.

Spencer Smith y su equipo de investigadores del Departmento de Biología Celular y Fisiología de la UNC School of Medicine, acaban de presentar un interesante estudio que revoluciona las bases del conocimiento científico respecto a la forma en la que las transacciones neuronales tienen lugar.

Hasta ahora se pensaba que las dendritas, jugaban un papel estático en las transacciones, sin embargo el grupo de investigadores de Spencer Smith y su equipo acaban de descubrir que las dendritas actúan como auténticos dinamizadores activos de datos multiplicando el poder computacional del cerebro.

De esta forma el poder de proceso de datos del cerebro es muchísimo más activo y poderoso que lo que inicialmente se pensaba gracias a la acción de proceso de datos que realizan las dendritas, tal y como exponen los investigadores de la Universidad de Carolina del Norte. (UNC).

Los resultados del estudio acaban de ser publicados el día 28 de Octubre en la Revista Nature y pueden cambiar de forma radical la visión que hasta ahora se tenía de los modelos de negociación neuronal a largo plazo en la actividad cerebral, así como poner luz al complejo mundo de los desórdenes y trastornos cerebrales.

Los Axones constituyen la parte de las neuronas donde se generan los estímulos eléctricos, pero muchas de estas moléculas están presentes también en las dendritas. Según estudios y experimentos anteriores, se ha demostrado que estas, son capaces de generar los estímulos eléctricos por sí mismas, pero no estaba claro si la actividad dendrítica formaba parte de la actividad cerebral normal. Por ejemplo, si los estímulos de las dendritas estaban relacionados en cómo vemos.

La respuesta que Smith y su equipo han encontrado es sin duda, afirmativa: Las Dendritas están implicadas en un proceso de datos en el que estas actúan como micro-computadoras, generando procesos activos de señales por sí mismas. Por tanto actúan como una especie de microprocesadores.

La demostración directa de este procedimiento, ha llevado años y una serie de intrincados experimentos en los que han estado implicadas diferentes universidades y centros de investigación de los dos continentes, Europa y EEUU. Desde los experimentos de Michael Hausser a los que este descubrimiento se remonta, hasta Smith y su equipo de la UNC. El experimento utilizaba una especie de parche-abrazadera electrofisiológico enlazado con un  electrodo microscópico de vidrio en forma de micro-pipeta relleno de una solución fisiológica y conectado a una dendrita en el cerebro de un ratón. La idea era escuchar directamente sobre el proceso de generación de señales.

neuron

El proceso es extremadamente complejo, así que para poder realizar el experimento, tuvieron que diseñar un microscopio de fotones especial.

Una vez que la pipeta estaba enlazada a la dendrita, el equipo de Smith, tomó grabaciones de los registros eléctricos procedentes de las dendritas individuales del cerebro del ratón mientras estaba anestesiado y cuando estaba despierto. Cada vez que el ratón visualizaba estímulos visuales en una pantalla del ordenador, los investigadores veían un patrón inusual de señales eléctricas en la dendrita. Smith y su equipo, descubrieron que los picos de actividad ocurrían de forma selectiva, dependiendo de los estímulos visuales, indicando que las dendritas procesaban la información de lo que el animal estaba viendo.

Para proveer evidencia visual de su descubrimiento, Smith y su equipo, rellenaron las neuronas con un tinte de Calcio, que permitía una lectura óptica de los picos eléctricos.  Esto puso de manifiesto que las dendritas dispararon picos mientras que otras partes de la neurona no lo hicieron, lo que significa que los picos fueron el resultado de la transformación local dentro de las dendritas.

Ver el estudio en  UNC Health Care and UNC School of Medicine

Fundación EticoTaku: La Fundación de los Emprendedores de España.

 

Fluoración: Efectos del Flúor sobre la Salud Humana. Responsabilidad Social Corporativa. Límites, ventajas, inconvenientes y efectos adversos.

Flúor: Efectos sobre la Salud Humana. Responsabilidad Social Corporativa. Derecho a la Salud. Límites, Ventajas y efectos adversos. Nuevos datos.

StarViewerTeam.com

I.-Planteamiento de la cuestión.

Tal vez uno de los grandes temas de debate en el ámbito del novedoso Derecho Científico: Derechos Frente a las Sustancias Químicas. Una cuestión de Responsabilidad Social Corporativa y de Conciencia. El presente estudio, tiene por objeto, determinar de forma objetiva los límites que delimitan los efectos positivos de un componente que encontramos en la naturaleza (Flúor) sobre sus potenciales efectos negativos.

La cuestión del Flúor es especialmente controvertida ya que al igual que otros elementos químicos, forma parte de la naturaleza y por tanto en la medida en que integra el espectro natural de necesidades ordinarias de los seres vivos, su carencia absoluta, determina el origen de enfermedades degenerativas y constituye un serio problema de salud.

Pero en el mismo sentido, el exceso de flúor puede provocar, y de hecho provoca, serios problemas de salud, en la medida en que su presencia excesiva, determina la…

Ver la entrada original 4.147 palabras más

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑