Durante los días 9 a 14 de marzo de 2012 parece que tuvo lugar una ligera Reversión Geomagnética.

Los datos de los satélites fueron procesados. Se utilizó el modelo Batsrus para recomponer la simulación en tiempo real de la magnetosfera. Aparentemente apenas horas después de la tormenta solar, el azote de la magnetosfera fue tremendo. Se aprecia claramente el impacto de una tormenta de protones y ondas “G” procedentes de fuentes diferentes al Sol. Es la primera vez que podemos reproducir y reconstruir el evento que ya reportamos el 12 de marzo en STV12032012.

Recordemos que en dicho artículo comentábamos que:

Los recientes hallazgos tienen especial consideración por los científicos, especialmente cuando se trata de tormentas de protones. Durante los últimos 3 días la actividad solar ha estado protagonizada por un inusual perfil de tormenta, en el que ha predominado el flujo de protones de una forma absolutamente inusual.

Obviamente recibimos las críticas de los “ortodoxos” cuando publicábamos la gráfica procedente de NOAA correspondiente a los días 12,13 y 14 del presente mes de marzo que repetimos seguidamente:

Observen la anomalía en el pico correspondiente al día 13 de Marzo.

Evidentemente, retomando los datos facilitados por el satélite NICT y siguiendo el modelo BATSRUS tal y como ya veníamos haciendo desde 2009, hemos reconstruido la simulación de los datos:

Seguidamente ofrecemos el vídeo simulación de los días 9 a 14 de Marzo y podrán observar como se produjo una brusca reversión geomagnética, de la que apenas se ha hablado en los medios de comunicación.

En los grupos de observación estamos detectando ondas gravitacionales procedentes del lado opuesto a la cara vista de la magnetosfera, lo que implica una fuente de origen diferente al Sol que interactua compensando o contrarrestando el impulso de las cargas electromagnéticas de las tormentas solares.

Analizando detalladamente la tormenta, observamos estos pulsos en esta simulación ampliad sobre BATSRUS, con análisis sectorial de la Magnetopausa.

Lo que estamos contemplando es una evidencia empírica de que existe un campo de fuerzas gravitacionales en la dirección opuesta a la que ejerce el Sol.

Fuentes de los datos: (Instrumentos para el análisis del Sol y la Magnetopausa). BATSRUS y CACTUS

http://iswa.gsfc.nasa.gov/iswa/iSWA.html
http://www2.nict.go.jp/y/y223/simulation/realtime/home.html
http://neutronm.bartol.udel.edu//
http://umtof.umd.edu/pm/
http://www-ssc.igpp.ucla.edu/personnel/russell/papers/plasma_convect.pdf
http://ccmc.gsfc.nasa.gov/cgi-bin/SWMF_RealTime_browse.cgi

StarViewerTeam International 2012.