Un viaje por las estrellas: Viajemos a Alfa y Próxima Centauri. Los prometedores hallazgos de vida inteligente según SETI.

En los próximos años, asistiremos a interesantes búsquedas en vecindarios estelares cercanos. Tal es el caso del sistema Centauri, a 4.5 años luz de nuestro sol, compuesto por tres estrellas, dos de ellas semejantes a nuestro sol y la tercera una enana roja, que orbita las otras dos.

Son interesantes las distancias entre las tres estrellas que conforman un ecosistema ternario, en el que se han encontrado planetas en la zona que los científicos denominan “Ricitos de oro” o zona habitable global. No olvidemos que el sistema centauri es nuestro más próximo vecino estelar, de ahí la nomenclatura de “próxima centauri”, la enana roja que orbita a las otras dos estrellas del sistema (alfa y beta centauri).

Hoy vamos a viajar a ellas con esta interesante conderencia de la mano del SETI, y del inestimable Dr. Christian Marois.

StarViewerTeam 2017.

Nuevas evidencias de Exotierras en zonas habitables de sistemas solares binarios.

Un nuevo estudio presentado el 10 de abril por Hui-Gen Liu, Hui Zhang y Ji-Lin Zhou, pone de relieve la posible existencia de 6 exoplanetas (Exotierras) orbitando sistemas de estrellas binarias, y su estabilidad orbital en la zona habitable.

En concreto, Kepler-16 b, 34 b, 35 b, 38 b, 47 b, c, que constituyen todos planetas del tamaño de Júpiter o Neptuno, permiten que en sus entornos exista una zona habitable que pueda estar influida por la fuerza gravitacional y la influencia de las emisiones de radiación estelar de las estrellas que orbitan. La cuestión fundamental reside en la amplitud de la zona habitable y su estabilidad, a diferencia de lo que inicialmente se pensaba.

ooextrasolar.105

En el estudio se analiza la estabilidad de un posible planeta habitable en cada uno de los sistemas binarios. Para ello han realizado simulaciones de estabilidad con una metodología que comprueba la estabilidad orbital combinando las diferentes fuerzas de gravedad de los planetas que orbitan las estrellas así como la radiaciones estelares de las estrellas.

De manera que los resultados que obtienen muestran que una exotierra habitable podría ser altamente posible en Kepler-16 ya que resultaría altamente estable en la zona habitable del sistema estelar. En el mismo sentido, también sería posible otra exotierra habitable en el límite de la zona habitable en Kepler-47.

Adicionalmente, Kepler-34,35 y 38, parecen también ser sistemas binarios candidatos a tolerar con una alta probabilidad potenciales exoplanetas habitables ubicados en la zona habitable de sus respectivas estrellas.

El estudio concluye que con las técnicas actuales de detección usadas, con una precisión de 0.001 días, podríamos detectar en los próximos 3 años una exotierra en Kepler-16b, tardaríamos unos 10 años en detectarlas en Kepler-34  y 38 y finalmente tardaríamos más de 10 años en detectarlas en Kepler-35 y 47.

En cualquier caso, y en base a los datos, la estabilidad de los sistemas estelares binarios se confirma óptima para la existencia de planetas habitables como la Tierra.

Bibliografía de Referencia y descarga del estudio completo.

Hui-Gen Liu, Hui Zhang, Ji-Lin Zhou (10 Apr 2013)

Earth and Planetary Astrophysics (astro-ph.EP)
Referencia de la Publicación:
2013, ApJ, 767, L38
DOI: 10.1088/2041-8205/767/2/L38
Citar como: arXiv:1304.2895 [astro-ph.EP]

Fundación EticoTaku 2013