Científicos españoles apuntan que las mujeres son ‘más intuitivas’ que los hombres por un componente biológico, que las predispondría a adoptar durante sus vidas un pensamiento ‘menos reflexivo’ que ellos.

La llamada “intuición femenina” podría tener un componente biológico, relacionado con la menor exposición prenatal a la testosterona que experimentan las mujeres en el vientre materno, que las predispondría a adoptar durante sus vidas un pensamiento “más intuitivo y menos reflexivo” que los hombres. Así lo afirma un equipo de investigadores españoles, pertenecientes a las universidades de Granada, Pompeu Fabra de Barcelona y Middlesex University de Londres, en un artículo publicado recientemente en la revista Psychoneuroendocrinology.

Según otros trabajos previos, la exposición prenatal a la testosterona tiene efectos sobre la organización cerebral que determinan en cierta medida pautas y tendencias de comportamiento a lo largo de la vida de los individuos, incluidos los seres humanos. Los hombres reciben mayor cantidad de testosterona prenatal, algo que, según los científicos, influye en que sean, por ejemplo, más arriesgados y menos empáticos que las mujeres.

El pensamiento intuitivo se puede definir como aquél que se procesa de forma automática e inconsciente y que, por tanto, requiere poco esfuerzo cognitivo. En el lado opuesto se encuentra el pensamiento reflexivo, que requiere análisis consciente y mayor esfuerzo. El primero se basa en las sensaciones y es más “emocional”, mientras que el segundo es analítico y más “racional”. En ciertas situaciones, “dejarse llevar” por la intuición será más acertado que pararse a reflexionar; en otras, ocurrirá lo contrario.

Ellos son menos intuitivos

Los autores de este trabajo se preguntaban si la exposición a la testosterona también influye en que ellos sean “menos intuitivos” y “más reflexivos” que ellas, para lo que realizaron una serie de experimentos con más de 600 alumnos de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Granada.

Los investigadores usaron para sus análisis un marcador de la exposición prenatal a la testosterona, el llamado ratio digital. Este ratio se obtiene al dividir la longitud del dedo índice entre la longitud del dedo anular de la misma mano. “Cuanto menor sea el ratio, más testosterona se ha recibido antes de nacer y, por tanto, más “masculina” es la organización cerebral, independientemente del sexo de la persona. Los hombres, evidentemente, tienen un ratio digital medio más bajo que las mujeres”, apunta Antonio Manuel Espín, profesor del departamento de Teoría e Historia Económica de la Universidad de Granada y uno de los autores del artículo.

Test de Reflexión Cognitiva

Los participantes primero respondieron a una serie de cuestionarios, entre ellos el denominado Test de Reflexión Cognitiva (CRT, por sus siglas en inglés), una prueba que mide precisamente esta dicotomía entre intuición y reflexión. El CRT consta de tres preguntas de un contenido algebraico sencillo que, por la manera en que se formulan, generan respuestas intuitivas que vienen a la mente de forma automática pero que son incorrectas. Para llegar a la respuesta correcta, el sujeto debe pararse a reflexionar y darse cuenta de que la respuesta que primero pasó por su cabeza era incorrecta.

Con sólo tres preguntas, este test ha demostrado capacidad para predecir multitud de comportamientos, algunos tan llamativos como creer en Dios o en lo paranormal – que se relaciona positivamente con responder el test de forma intuitiva-. “Y lo más importante aquí: las mujeres tienden a dar más respuestas intuitivas mientras que los hombres responden de manera más reflexiva. Es decir, en este test en concreto, que penaliza el pensamiento intuitivo, los hombres lo hacen generalmente mejor que las mujeres”, afirma Espín.

Posteriormente, los investigadores escanearon las manos de los participantes para medir la longitud de sus dedos y calcular el ratio digital de ambas manos.

Los resultados fueron muy claros. Los hombres respondían mejor el CRT que las mujeres pero, entre éstas, las que tenían un ratio digital más “masculino” (es decir, más bajo) respondían igual de bien que los hombres. “Siendo más concretos, lo que se encontró fue una indicación de que la exposición prenatal a la testosterona predispone a las personas a adoptar un pensamiento más reflexivo y menos intuitivo; además, este efecto parece ser más fuerte entre las mujeres”.

Referencia bibliográfica:

Bosch-Domènech, A., Brañas-Garza, P., Espín, A.M.,
Can exposure to prenatal sex hormones (2D:4D) predict cognitive reflection?
Psychoneuroendocrinology (2014),
http://dx.doi.org/10.1016/j.psyneuen.2014.01.023

Fuente: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0306453014000493

cropped-fundadacion_emprendedores_logo.jpg

 

El corazón inteligente.

 Nuestro corazón no sólo es un músculo. Es mucho más que eso. Genera un campo electromagnético de 360 º  alrededor nuestra (observado en espectroanálisis de frecuencias, según investigaciones del Instituto Heartmath. California) que varía en función de la calidad de nuestros sentimientos.

   Cuántas veces hemos oído “sigue tu corazón”, o  “qué te dice el corazón”, o “ me lo dice el corazón”.

   Es así, el corazón tiene su propia inteligencia, procesa información, tiene sus propias neuronas. La inteligencia del corazón es intuitiva. Cuántas veces hemos oído decir “sigue tu intuición”.  Los estudios de Heartmath confirman que estábamos en lo cierto.

 Este campo electromagnético generado por el corazón emite señales distintas según las emociones de la persona. Cuando por ejemplo, la persona siente miedo o frustración, las señales que se observan en el campo electromagnético son caóticas. En cuanto la persona empieza a cambiar sus sentimientos por otros como por ejemplo, la gratitud, la señal de este campo varía completamente.

   ¿Estaríamos afectando o influyendo a otros con nuestros sentimientos?

No sería necesario que lo confirme un experimento de laboratorio, ya que todos hemos estado cerca de una persona que está deprimida, y angustiada, y en otras ocasiones, cerca de una persona alegre, entusiasmada.

Esto nos lleva a una profunda reflexión en cuanto a cuidar de nuestros sentimientos, y a hacernos responsables de cómo nos sentimos, si queremos ser nosotros mismos quienes “gobiernen” en su campo electromagnético, y no ser afectados por el de los otros. Aquí empieza nuestra libertad.

     Julia Jiménez (División DKG) StarViewerTeam International 2011

La intuición como Canal: Albert Einstein.

Einstein dijo : “La única cosa realmente valíosa es la INTUICION “. 

La intuición es un canal que hay entre nosotros y el Universo , es el acceso directo a una sabiduría universal que está hay para que la utilicemos. Si la escuchas, la intuición te ayudara a ir por el camino apropiado ,desde donde estás  a donde quieras ir.

La inteligencia Universal tiene dos formas de comunicarse contigo, una directa y otra indirecta. Indirectamente se ocupará de que te “ocurrán “ cosas, aparentemente casualidades la otra directamente através de tu intuición. Cuando sientes algo que te mueve por dentro,una especie de presentimiento, no lo ignores, actua de inmediato porque puede que sea el momento apropiado para emprender una acción. 

Debemos tratar de comunicarnos diariamente con está facultad para así convertirlo en un habitó de conexión que nos dara multiples beneficios. En esa conexión sentirás que no estas solo y tus intuiciones empezarán a multiplicarse.

Debemos recordar que los pensamientos y los sentimientos son los que crean tu realidad.

Y para un poco de reflexión ,otra maravillosa perla  de Einstein:

“La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional,un leal siervo”. Pero nuestra sociedad actual honra al siervo y se olvida por completo del regalo.

Fundación EticoTaku/StarViewerTeam International 2011.